Actualizado el 20 de marzo de 2012

Lo bello es visible para los ojos

Por: | Fotos: . 18|3|2012

Esto es bello, exposición personal de Omar BatistaI

Esto es bello. Una mirada de cansancio, o de tristeza, quizá de severidad, que emerge de las pupilas negrísimas y rodeadas por globos amarillentos. Sombras oscuras y bolsas alrededor de los ojos que anuncian la existencia transcurrida. Un queloide abulta la frente, nariz y labios anchos, la prieta epidermis: rasgos todos que revelan la estirpe de África en los genes. El pelo grueso y rebeldemente enroscado, es dominado, y se adorna, por el pañuelo marrón, de listas rojas y blancas.

II

Esto es bello, exhibida en la Galería Carmen Montilla, de La Habana Vieja, es la primera exposición personal de Omar Batista Jiménez. Antes, el joven graduado de San Alejandro, 2009, en la especialidad de Gráfica y Arte Digital, participó en varias muestras colectivas: Salón de Arte Religioso, Santiago de Cuba, 2009 y 2011; Se fue en blanco, colateral a la X Bienal de La Habana, 2009; exposición por el Aniversario 190 de la fundación de la Academia de San Alejandro, 2009; La Mística del 7, colateral al evento Viaje a la Semilla, Santa Clara, 2009; Shot, fotografía de estudiantes de San Alejandro, colateral al IX Salón de Arte Digital, 2006. Además, hizo una bipersonal con Jorge Luis R. Aguilar titulada A pesar de todo La Habana, en Maqueta de La Habana, 2008. Estuvo en el intercambio cultural entre la Cardinal Wiseman School y la Academia de San Alejandro, Londres, 2008. Fue miembro del Comité Organizador de la V Bienal de Arte y Salud Mental, 2009; y obtuvo Mención en el IX Salón de Arte Digital, Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, 2006.

Esto es bello, exposición personal de Omar BatistaIII

Esto es bello. Retratos de formato enorme (200 X 140 cm), en acrílico sobre lienzo. El trazo cuadriculado que no alcanza a tapar el color, embiste contra el hiperrealismo de la imagen y nos descubre que el pintor hizo lo suyo al modo antiguo, sin auxiliarse mediante la superposición de una fotografía encima de la tela.

Esto es bello. Ante el espectador: un hombre joven que confiesa su ceguera al no sacarse los espejuelos; la anciana que anuncia su fe con la indumentaria eclesiástica; el chico del bisté que le tapa la frente, de mirada y sonrisa pícara, como resaltando los disturbios de Eros; el señor tocado por la boina oscura y de estrella roja, con arrugas profundas y barbas muy blancas que hablan de la mucha edad; la muchacha de rostro ovalado, pelo largo y muy negro, de pómulos salientes, regordetes. Todos recortados sobre un fondo de cielo, de azul y nubes: una sugerencia de sublimación de la figura.

IV

Esto es bello (declaración): Como individuos poseemos rasgos que nos diferencian y definen, una imagen propia que nos singulariza y que marca el curso de nuestra existencia y, a su vez, lo vivido transforma nuestro retrato. Cada figura motiva una historia más o menos común para quien se aventure a conocerla. Tal es el proyecto que emprende mi trabajo: develar esas historias, propiciar un acercamiento al contexto cubano a través de los personajes que lo habitan. Esto es bello dicta la sentencia de una categoría, que aquí no pretende centrarse en el campo de la estética, pero que sí busca la disyuntiva entre lo que se ve y lo que es, entre ideal y realidad, e incita a la decodificación autorreferencial, para desde lo individual buscar o cuestionar dónde está/qué es lo bello. Tan solo un espacio para disfrutar la belleza de lo posible.

V

Esto es bello, sí, las apariencias no engañan. Hay que aprender a distinguir la belleza de la superficie. La frase “Lo esencial es invisible para los ojos” no está exenta de humanismo y buenas intenciones; pero es una postura todavía insuficiente. Que no nos ayuda, en verdad, a superar los prejuicios y condicionamientos culturales. El llamado contemporáneo a asumir la diversidad, a aceptar la realidad de lo multicultural, nos fuerza a ir más lejos. Invita a comprender que la belleza está a la vista y en todas partes. Supone un cambio de actitud y un reacomodo de la percepción del mundo. La belleza está ahí; todos ellos, sí, son bellos. Nada humano es ajeno al reconocimiento estético.

Ver más imágenes en El lente de Richard

Categoría: Artes plásticas | Tags: | | | | | | | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados