Actualizado el 27 de abril de 2015

Un distrito de demarcación artística.

Por: . 25|4|2015

Ahora, la experimentación con el medio es lo más relevante, pero también me interesa la temática social y los temas asociados al propio arte y, a veces, combinar ambos.

No en vano se ha afirmado que sólo el tiempo hace justicia verdadera a los empeños y proyectos. Ya sean obras que requieran mayor o menor sacrificio, sólo el transcurrir de las horas da fe de su verdadero valor. Este proyecto pedagógico se nutre de los saberes anteriores, sin desestimar abrir sus márgenes a la experimentación. Asimismo, todos sus artistas, así como el que nos ocupa esta vez ha logrado desde su sensibilidad exponer su discurso de una manera coherente, atractiva e incluso, sacando verdadero provecho de las bondades que ofrecen otras manifestaciones como la instalación y el video.

Una historia narrada a través de juguetes y la concreción en un espacio de la academia de la poética del joven artista Luis González Rodríguez me condujo recientemente a la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad de las Artes. Bajo el título Nueve personajes en busca de un autor, en una suerte de juego con la pieza dramática escrita por el italiano Luigi Pirandello Seis personajes en busca de un autor, la muestra fue la tercera exposición realizada como parte de un taller opcional de curaduría Distrito, una demarcación territorial subjetiva, llevado a cabo por el artista y profesor Carlos Raúl Aguilar. En esta ocasión les ofrecemos las declaraciones de sus protagonistas.

- ¿Cuándo comenzó el proyecto y en qué consiste?

 

-El proyecto comenzó en mayo del curso pasado con un estudiante en ese entonces de tercer año, Eudis Leyva Rosado. El proyecto tuvo su inicio como una tentativa no oficial, pero ambos nos unimos y acordamos que lo íbamos a hacer y que él iba a ser el primer artista. Empezó pidiendo permiso en la facultad, haciendo algo que no estaba oficialmente anunciado y después fue creciendo. El segundo artista fue Yeremy Guerra que participó en el proyecto con su tesis de graduación. En este curso ya es un taller opcional que tiene un programa. Actualmente me encuentro  impartiendo el taller aquí en el ISA y ya es oficial.

-¿Cuáles son las líneas que persigue el taller?

-El primer objetivo es trabajar con un solo estudiante todo el mes, porque la idea del proyecto no va por lo colectivo o grupal, sino de un diálogo, una compenetración a nivel personal con un estudiante que esté vinculado fuertemente a su proceso de trabajo. La idea es no poner ejercicios pautados, ni obligarlo a que bruscamente cambie de medio, sino con el trabajo ya hecho tratar de ampliar su espectro.

El pretexto del proyecto es que al final del mes se va a realizar una exposición y que esa exposición se va a ver como un ejercicio, el ejercicio del acto de exponer. En un mes se analizan todos los parámetros que tienen que ver con ello, empezando por una entrevista. Este es el único ejercicio que hace el artista que participa, escribir un texto sobre su trabajo, no como un statment sino más bien cuáles son sus cuestionamientos en el arte y cuáles no.

Nos interesa saber cómo llegó a ese tipo de obra, qué libros está leyendo, qué está consumiendo. Es un poco acercarme a la personalidad del artista y a partir de ahí empezar a trabajar con él. Las primeras clases comprenden un análisis crítico y conceptual de su trabajo y después se va desdoblando en todo lo que es presentación del trabajo: curaduría, museografía, publicación, inserción en los espacios y un análisis conceptual del espacio donde se va a exponer.

Además se analiza la presentación del trabajo como discurso, porque ello influye en la lectura final de la obra. También se trata de incentivar en el estudiante una presentación más experimental. Por ejemplo, si es video tratar de mostrarlo de otra manera, salir de los esquemas.

-¿Y a qué se debe la elección del nombre del taller?

- Distrito, una demarcación territorial subjetiva porque me interesaba la idea de que un lugar que ya está legitimado como una institución que es el ISA que es un distrito en cierto sentido. La idea fue construir un distrito dentro de otro. Es un espacio de diálogo dentro de un macro espacio de diálogo. Una demarcación territorial es porque es su significación en el diccionario, pero subjetivo y no físico porque es un espacio abierto al pensamiento y a la creatividad del estudiante que se presenta al taller; a su manera de entender el arte y ver los procesos de la vida a través de su obra, y por eso es subjetivo. También porque no hay un espacio físico para exponer. La propuesta es que el estudiante pueda exponer su trabajo en cualquier lugar del ISA. Hasta ahora no nos interesa salir de aquí porque nos parece importante rescatar la academia como un lugar donde se desarrolla parte de la producción más joven que se está mostrando. La idea es hacer más visible esta producción.

En un segundo momento, el diálogo tomó el otro extremo. Ya no el maestro, sino el creador. El artista Luis González Rodríguez nos habla acerca de los días previos a la preparación de su exhibición.

- Háblame de tu experiencia en el taller ¿Qué te aportó?

Luis González Rodríguez: Me interesa la experimentación. De hecho es lo que siempre he hecho: pintar partiendo de una idea simple. Después el proceso de trabajo me lleva a hacer un guión para los videos o una pintura. - Yo venía trabajando desde la academia la pintura. Llegué al ISA y este seguía siendo mi interés, pero en el curso pasado un ejercicio dela Críticame llevó a hacer dos videos. El óleo también me hizo alergia y entonces seguí con los videos, pero ahora con este proyecto retomé la pintura y amplié mi visión acerca de los temas que me interesaban. Además llevé los temas que me interesaban en la pintura a otros medios que también me gustan.

- ¿Te ha interesado más un tema en específico o la experimentación en la pintura como medio?

- Me interesa la experimentación. De hecho es lo que siempre he hecho: pintar partiendo de una idea simple. Después el proceso de trabajo me lleva a hacer un guión para los videos o una pintura. En una segunda etapa, me concentré en hacer escritos a modo de poemas y a partir de ellos creaba una obra. Ahora, la experimentación con el medio es lo más relevante, pero también me interesa la temática social y los temas asociados al propio arte y, a veces, combinar ambos.

- ¿En esta muestra qué te interesaba porque conviven instalaciones, pintura y video?

- Quería que no fuera convencional. Por ejemplo, el video no lo proyecté en una pared o en un televisor, sino en la misma mesa de donde yo parto para hacer los dibujos de los videos, porque son videos de animación. Además tengo una hija y la interacción con ella en las vacaciones, el hecho de pasar más tiempo juntos me dio ideas para la exposición. Ella dibuja y pinta como cualquier niño, pero al final esos trabajos que hace quedan con una visualidad semejante a la expresionista.

El nombre, Nueve personajes en busca de un autor viene por sus juguetes, esos juguetes son de ella, algunos yo los hice y ella ha jugado con ellos. En la exposición eran importantes dos áreas: una, era el área de trabajo de un niño y el otro lado donde estaba el video era mi área de trabajo. El espacio del niño es también un área de trabajo porque cuando ellos juegan construyen imágenes y símbolos a partir de los juguetes y los dibujos. En el área del niño los juguetes cumplen esta función, yo me basé en el juego de rol donde ellos se reúnen y escriben personajes que van a interpretar en el juego, es un juego de imaginación. En la muestra, el juego de rol de los juguetes eran las obras. Cada obra partía de los juguetes y en cada obra era un personaje distinto.

-Ya concluyó la exposición, ¿ahora en qué vas a trabajar?

- Voy a hacer un video que no pude tener listo para la muestra que reúne todo lo que me cuestioné para esta exposición. Es una conversación entre un niño y un adulto. Parte de mi hija y yo y consiste en explicarle qué es el arte, sin hablar de un concepto. Ese tipo de conversación que con el niño es sin palabras rebuscadas, sino sencillas. Al final del video aunque yo he estado explicando a un niño qué es el arte va a ser el mismo personaje cuestionándose estas cosas como si hablara con el niño que fue.

Finalmente, retomamos el diálogo con Carlos Aguilar para conocer cómo va a marchar el proyecto en el futuro.

- ¿Cuál es el próximo artista?

-  El próximo artista será Rodney Batista y su exposición tendrá lugar el 28 de noviembre a las 4: 00 pm.

Categoría: Artes plásticas | Tags: | | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón y Darío Alejandro Escobar

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados