Actualizado el 8 de julio de 2011

Un viaje sabatino a La Utopía

Por: . 19|2|2011

Suban a bordo los soñadores, los que no se han dejado vencer por el intoxicado medioambiente musical; cada sábado viajamos hacia ese rincón que hemos sostenido defendiendo el alma con la canción proscrita, la poética, la verdaderamente cultural, nos acercamos, por fin, a La Utopía.

Ya se sabe que al horizonte nunca se llega, como dijo Eduardo Galeano, uno da un paso y él se aleja un paso, avanza otro poco y él se mantiene a la misma distancia. ¿Para qué sirve entonces La Utopía? Para eso, para andar.

Ya el despegue lo hicimos el 25 de septiembre, ahora cada sábado, a las 5 en punto de la tarde, desde el Piano Bar El Tun Tun de la Casa de la Música de Miramar, emprendemos esa experiencia de romper las barreras del tiempo y de la atmósfera enrarecida por los grandes medios globalizadores de la idiotez disfrazada de cultura.

La propuesta la hizo la EGREM, mediante Sibyl, el director de la Casa de la Música. Guzmán nos planteó el interés de que abriéramos un espacio para la canción de autor; ya había un buen antecedente trovadoresco: el de Ray Fernández cada jueves. Aceptamos el reto y, curiosamente, algunos compañeros de armas, incluso apasionados caimaneros, estuvieron escépticos. Y tienen algo de razón, tanta invasión mediática al individuo, inoculándole vicios reduccionistas, conceptos primarios de recepción del arte, han logrado limitar en cierta medida la capacidad de poetizar creativamente ante un hecho auténtico de expresión artística; lo que no traiga los códigos de moda suele ser rechazado por muchos; es común el criterio de que una canción puede ser ajena por vieja, como si el arte fuese un culero desechable. Pero igual que pasa todo eso, la necesidad de poesía es una urgencia del espíritu humano, y mientras más le intentan podar ese árbol, las almas buscan con más desespero una salida, esa única salida al sentido vital, que es el goce creativo.

De ahí mi fe, comprobada una y otra vez, siempre que emprendemos un proyecto auténtico, aun cuando la mayoría de las veces, no tenemos todas las armas para concretarlo como se debe, o como lo diseñamos en nuestras ansias.

Ahora hemos emprendido La Utopía, un rincón único donde nos esperan los momentos más grandes de la canción de autor hecha en cualquier parte del mundo. Toda la música grabada es en video, y si bien es imposible que en cuatro horas puedan estar “todos los que son”, creo poder afirmar que si “son todos los que están”. Muchas de las imágenes que estamos proyectando allí se están viendo por vez primera en Cuba —al menos mediáticamente—, y casi todos los pasajeros a bordo se llevan más de una sorpresa; se asombran ante esos videos en que cantautores de los que solo han oído hablar como leyendas, o que han escuchado en discos, se les aparezcan guitarra en mano, con naturalidad, músicos que son clásicos de esta época, la humana, la de todavía.

Nombres de la trova cubana como Silvio, Pablo, Noel, Vicente, Pedro Luis, Varela, Santiaguito, Gerardo, Habana Abierta, Interactivo, Kelvis, Descemer o de las generaciones más recientes, de la nueva canción de América Latina y el Caribe: Mercedes Sosa, Fito Páez, Chico Buarque, Elis Regina, Liliana Herrero, Charly García, Quilapayún, Los Trivalistas, Gal Costa, Djavan, Bob Marley, Caetano Veloso, Tom Jobim, Juan Luis Guerra, Maria Bethania…, de la llamada canción protesta anglosajona los nombres de Joan Baez, Bob Dylan, Lennon, McCartney… y de la nueva canción española: Pedro Guerra, Serrat, Sabina, Ana Belén, Aute, Ismael Serrano y Víctor Manuel… Esta es una apretada síntesis de la selección que hacemos cada sábado de un amplio catálogo de videos con que cuenta La Utopía gracias a un grupo de amigos (creciente en la medida en que ha rodado la bola), que han aportado sus tesoros audiovisuales. Y debo resaltar los aportes del realizador de TV y cine Mitchel Lobaina, del trovador Eduardo Sosa, y de otros muchos hermanos como los Ale (el blanco y el mulato), Maylen Lazo, el Yoyo, Lilian Lombera, del IPK Ana Beatriz Pérez y Lisset Fonseca, Tere Crespi de www.radioexpedicion.com (Argentina) y la pandilla trovera de venezolanos liderada por Dayana y Adrián.

Si esto fuera poco, el centro de La Utopía es la presentación en vivo de trovadores, con un invitado especial. Ya han pasado el grupo Enfusión, Tony Ávila, Ihosvany Bernal, Diego Cano, Pedrito Beritán, Samuel Águila, Juan Carlos Pérez, y sé que por ahí pasarán las diversas generaciones de trovadores que enriquecen el ambiente musical “alternativo”.

No es tiempo de cantar victoria, apenas comenzamos a navegar contra los vientos que le han negado, especialmente a las nuevas generaciones, todo un universo de creación. Esa cultura genuinamente popular, ha sido tergiversada y permanecido más bien underground, arrinconada por los intereses globales desmovilizadores —a los cuales no pocos en nuestro patio le han servido de eco—, que le han colgado cartelitos como “elitista”, “aburrida”, cuando es todo lo contrario. De ahí que nos mueve el interés de dar ese cosmos de goce intenso que ha sido ocultado por la maquina de ilusiones huecas, especialmente a los más jóvenes, muchos de los cuales apenas si saben que ese mundo existe, de tan bien que se lo han escondido. Estamos despegando, las primeras experiencias son como para estar eufóricos, el amplio y diverso público disfrutó hasta el delirio, incluso al baile (para los que piensan que la trova no cuenta con el cuerpo en movimiento).

Si alguien piensa que exagero, en pos de la promoción… pues que me desmienta en La Utopía.

Nos vemos en el ideal, un abrazo, Fidelito.

A los amigos: (vayan temprano).

La Utopía
Día: Sábados. Horario: 5.00 p.m. a 9.00 p.m.
Precio de entrada: 30.00 MN
Lugar: Piano Bar Tun Tun. Avenida 35 esq. a 20, Miramar, Playa. Ciudad de la Habana.
Telf. (53-7) 2040447 202-6147
Auspiciado por la EGREM y su Casa de la Música de Miramar y con la colaboración de la Casa Editora Abril y su revista El Caimán Barbudo.

Categoría: Artículos | Tags: | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados