Actualizado el 15 de mayo de 2013

Trovando en la Romería

Por: . 14|5|2013

Quiero una canción/para regalarla al viento,
/quiero una canción para que la cantes siempre, /quiero una canción/
para que la prendes en tu oído
/Y aún la escuches/cuando estés dormida.
Augusto Blanca

Trovando en la RomeríaEntre el traste y los acordes, las Romerías de Mayo acogieron de nuevo a los trovadores. La fiesta de la canción de autor no se hizo esperar en esta vigésima edición. Quiero una canción 2013 agrupó a participantes nacionales de cincuenta provincias. Entre ellos se hace imprescindible mencionar a Raúl Marchena, Nelson Valdés y Roly Berrío.

El evento se acompañó de un debate teórico sobre las influencias de la música latinoamericana en la Trova Cubana y la presentación del cancionero Quiero una canción, de Ediciones La Luz, editorial de la Asociación Hermanos Saíz en la provincia. En el libro, su compilador, el joven trovador Manuel Leandro Ibarra agrupó las voces (textos y poemas) de veinte creadores de toda la isla. El prólogo es de Víctor Casaus.

El texto reúne artistas nacidos a finales de la década del 70 y el 80, cuyo trabajo creativo se ha desarrollado desde fines del siglo XX hasta inicios del XXI. Lo componen cuatro canciones de cada trovador, junto a su ficha biográfica.

Uno de los aportes de la obra es que trasciende el ámbito local para mostrarnos la obra de Roly Berrío (Santa Clara), Levis Aliaga (Ciego de Ávila), Ariel Díaz (La Habana), Orman Cala y Charly Aliaga (Granma), Audi Vargas (Guantánamo), Aliesky Pérez (Pinar del Río), Rubén Lester (Santiago de Cuba) y los holguineros Alito Abad y Oscar Sánchez, entre otros.

Quiero una canción es un libro que viene a hacer un llamado de atención hacia el género en la contemporaneidad. Al mismo tiempo, funge como una suerte de memoria histórica del devenir del movimiento trovadoresco en la isla. En el volumen también trabajaron Yailén Campaña en la corrección, Kaloian Santos en la ilustración de cubierta y Taimí Ocampo, diseño y composición.

La presentación estuvo a cargo de Fidel Díaz Castro, trovador y director de la revista El Caimán Barbudo, en la Casa de la Trova Faustino Orama El Guayabero, en el espacio Alta Marea. La presentación comenzó con unas palabras de homenaje a César Portillo de la Luz, gran figura del feeling, recientemente fallecido.

Según el trovador: “Quiero una canción es un libro que se hace desde la nostalgia, un libro imperfecto cuando se mira generacionalmente, pero muy importante ya que da a conocer un grupo significativo de la trova y sus poéticas”.

En un segundo momento agregó: “Para mí es asombroso que un joven esté investigando y haga un libro como este. Están sucediendo cosas importantes en la trova de La Habana, pero lo más importante es que la trova es para todos, es popular”.

“Me parece que es una ganancia para la Romería la unión de todas las poéticas: blogueros, poetas y trovadores”, aseguró.

Trovando en la RomeríaLa canción de autor también se fusionó con la lectura de poemas. Entre las notas arrancadas a la guitarra y la energía joven comenzó la última noche de lecturas del Festival de la Poesía en el Parque San José, en la Peña del Angelote. La apertura estuvo a cargo de Ramuf, un grupo joven de la provincia de Mayabeque que realiza una suerte de poesía experimental. Ruido azul y Frecuencia modelada, fueron sus primeros temas. A base de guitarra, acordeón y elementos no tradicionales como la radio, las voces se acoplaron para imitar a los pregones callejeros y la dinámica de la ciudad.

En cuanto a las lecturas, estuvieron a cargo de Lisandra Navas, poeta holguinera, quien aparece en la compilación La isla en versos.1 De su libro Herederos de la culpa, leyó varios poemas. El catastrofismo y la revisión de la historia se encuentran entre los temas que afloran en sus versos. La lectura fue continuada por Norma Feliz, poetiza de República Dominicana y Luis Yuseff, Premio Nicolás Guillén de Poesía 2012, poeta de la provincia. En el caso de Yuseff, compartió con el público poemas de su libro Aspersores, una obra que calificó de personal e íntima.

Joao Santana y Chico de Asís, de Brasil, fueron otros de los artistas que destacaron en la velada. También la guitarra de Ariel Barreiro, el reconocido trovador de Cienfuegos, quien sirvió de antesala a la reconocida poeta cubana Teresa Melo, una de las voces líricas más importantes de la década de los ochenta, editora y directora de Ediciones Santiago.

Al ir muriendo la noche, terminó la peña. Sin embargo, es solo por un breve tiempo. Hasta la próxima cita con la canción, en que en la bella ciudad de los parques vuelva el aire a poblarse del seductor sonido de los acordes.

NOTAS

1. La isla en versos es la selección de poesía que recoge cien obras de igual nómina de poetas cubanos nacidos después de 1970, a cargo de los amigos Luis Yuseff y Yanier H. Palao, con la cual Ediciones La Luz celebró los 25 años de la Asociación Hermanos Saíz.

Categoría: Artículos | Tags: | | | | | | | | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados