Actualizado el 14 de junio de 2014

Mayo del 68:

El vino joven rompió los odres viejos

Por: . 12|6|2014

 I

Las protestas estudiantiles de Mayo del 68 ya son leyenda. El baby boom (incremento demográfico) post-bélico en los países occidentales. Juventud tronante en los ´60. Alientos de cambio en el planeta. Fidel desciende victorioso de la Sierra. La alborada del ´59 cambia el mapa geopolítico de América. Descolonizaciones mundiales.

Guerras de liberación nacional. Che muestra al Hombre Nuevo en medio mundo, y aunque es muerto por hienas al servicio de la CIA enraíza su ejemplo en miles de jóvenes. Una bala a la cabeza troncha lo que podía haber de esperanza en JFK. The Beatles: all you need is love.

Luther King proclama su sueño redentor, pero le ensartan una daga a su ilusión con un riflazo al cuello. Aparición y exterminio de los Black Panters. Los 8 de Chicago. Los slums (pobres y emigrados de las grandes ciudades de EUA) a las calles. Bombas y napalm sobre Vietnam.

Del apoyo al rechazo a la agresión en el Potomac. Del Boinas Verdes de Wayne, a Berkeley. Bolsas negras con cadáveres de regreso a manos del viejo e inhumano Sam. Love-in (reuniones de amor). Dinamita de la contracultura. Easy Rider. Psicodelia. “Miedo y asco” thompsoniano.

Ácido lisérgico primero y luego cocaína. Woodstock y Wigth. Hippies, yippies. Quema del dinero en la Bolsa de Nueva York. Combate en las calles con cócteles molotov. Fuego a los sostenes de las feministas.

“Levitación” del Pentágono por Abbie Hoffman y sus 50 mil telekinéticos. El cerdo Pigassus en la campaña presidencial. Bloqueo a la Convención Demócrata de 1968. Marcha de los pobres en Washington. Los universitarios ocupan los campus. Praga, tanques. Tlatelolco, sangre. Preludio de algo “grande”.

II

Estallido europeo, no norteamericano. Obreros franceses toman las fábricas e izan banderas rojas, instados por estudiantes de La Sorbona. Alumnos contra el gaulliano Plan Fouchet para constreñir el arribo a los centros superiores, tras la explosión demográfica juvenil.

Los Enragés (Rabiosos). En la Universidad de Nanterre reclaman porque no pueden compartir dormitorio alumnos de diferentes sexos. Movimiento 22 de Marzo. Protesta estudiantil generalizada. Los “estudiantes coléricos”. Marcuse.

Morin: (…) “no adhesión de los jóvenes a ese mundo adulto que destila aburrimiento burocrático, repetición, mentira y muerte”. De Gaulle: “Si los jóvenes se aburren, hay que mandarlos a construir carreteras”. Liberalización de las mujeres y la homosexualidad.

Crítica a la sociedad de consumo y a la guerra. Ecologismo.

“Prohibido prohibir”. “No confíes en nadie mayor de 30”. Canciones, barricadas, sexo individual o múltiple en las tardes de casas vacías. “Decreto un estado permanente de felicidad”.

Cuestionamiento de la legitimidad de las instituciones. Los comunistas se retractan de su acusación de niños burgueses y apoyan a la larga a los estudiantes desde L´Humanité, quizá algo tarde piensan algunos.

Un millón de obreros a las calles el 13 de mayo; 9 millones sólo cinco días más tarde. Godard: La Chinose (manifiesto fílmico de Mayo del 68). Sartre en filas. La Beauvoir reticente. Caos en el Festival de Teatro de Avignon. Cannes se cancela.

Destitución de Henri Langlois de la Cinemateca Francesa. Apoyo externo de Chaplin, von Stroheim, Kurosawa, Fellini… a los directores nacionales en pie de lucha como Resnais, Truffaut, Lelouch… Otros intelectuales piensan que el embrollo no pasa de “un juego de niños”. Malraux: “crisis de civilización”.

III

Temor burgués primero; contraescalada luego. Paroxismo de emociones. Carrera. Sucesión vertiginosa de acontecimientos. Ingenuidad desbordando al ingenio por momentos. ¿Mito romántico? Escaso encauce de las fuerzas opositoras en movimientos política y coherentemente estructurados.

Eventual falta de reivindicaciones precisas. ¿Fue posible superar el umbral de lo simbólico? Ausencia de mecanismos ofensivos de contrapoder auténticos. Necesidad de una mayor unidad entre el estudiantado, los sindicatos los comunistas y otros actores sociales. Evaporación paulatina del estallido revolucionario. Miedo a una “Francia roja”.

Convocatoria de elecciones por De Gaulle en junio. Victoria derechista. ¿Fin de la utopía? ¿Muerte natural de sueños e ideales? Retroceso parcial: la historia marcha a trompicones y con vueltas de tuerca. Nada está muerto aun.

IV

El llamado Danny el Rojo —líder del movimiento entonces, europarlamentario en el futuro— lanzó 40 años más tarde de aquel Mayo el libro Olvídense del 68 y exhortaba a boicotear los Juegos Olímpicos de Beijing desde su página web.

Incendiarios de ayer, apagadores de fuegos hoy. Posiciones históricas encontradas, polarizadas a la altura de las cuatro décadas y seis años del hecho.

Alan Touraine: “Mayo del 68 es la invención del siglo, lo hizo explotar todo porque supuso poner vino joven en odres viejos. La semilla plantada por Mayo del 68 se ha convertido en un árbol bajo cuya sombra hoy nos refugiamos”.

Luis Britto García: “El gesto insurreccional sirvió —primero en Francia, pero luego en los Estados Unidos y el resto de los países desarrollados— para despertar el pánico de las mayorías bienpensantes, y estimular a éstas al lanzamiento de un agresivo contraataque de represión, cierre ideológico y conservadurismo que habría de dominar las décadas inmediatas”.

Categoría: Artículos | Tags: |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados