Actualizado el 28 de noviembre de 2016

En El Mejunje ya se siente su fulgor

Por: . 26|11|2016

La noticia estremeció los fuertes pero sensibles ladrillos de El Mejunje, María, la inefable portera y parte esencial del alma de este sitio, informó a la multitud y brotó de pronto el Himno Nacional...

Dibujo de José Luís fariñas

La noticia estremeció los fuertes pero sensibles ladrillos de El Mejunje. María, la inefable portera  y parte esencial del alma de este sitio, informó a la multitud y brotó de pronto el Himno Nacional, se sintieron sacudidas pero también consignas enérgicas, cientos de jóvenes quedaron en respetuoso silencio  y depusieron su fiesta. El teléfono se congestionó de llamadas, también los de las casas de algunos trabajadores. Llamaron de otras provincias, la gente necesitaba comunicarse; aliento, unirse en la pena.

Este sábado, desde muy temprano, ha comenzado un desfile de personas por El Mejunje, sobre todo jóvenes, preguntado qué vamos hacer, cómo pueden incorporarse. Los artistas manifiestan su disposición. Desde La Habana el trovador Diego Gutiérrez trasmite su solidaridad y la de La Trovuntivitis en pleno, ya ellos han establecido contactos y están dispuestos a alzar su canto.

Es inevitable la consternación, incluso las lágrimas, los abrazos. No pocos son los que han preferido el espacio mejunnjero para soltar sus sentimientos, saben que en este humanísimo lugar hallarán iguales y el hálito fraterno y reconfortante.

Alguien cuenta una anécdota, otro una vivencia, o la que un familiar o conocido le hizo. Se habla, pero se evita la palabra dura, se comenta de alguien vivo. Como nuncio de una nueva era él sigue ahí, obstinado tras un ideal.

El Mejunje, plaza de resistencia, ofrece sus muros para resguardar principios. Aquí existe la certeza de que no se ha marchado sino que se ha situado en ese «sol del mundo moral» que cubre a Cuba, y en estas paredes abiertas a la libertad ya se siente su fulgor.

Colectivo de trabajadores de El Mejunje

 

 

 

Categoría: Artículos | Tags: | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados