Actualizado el 24 de octubre de 2012

Documental dedicado a la agrupación santaclareña

La buena suerte de Los Fakires

Por: . 22|10|2012

Los FakiresDe todas las ciudades de Cuba, Santa Clara es una de las más pintorescas. El parque Vidal, La Trovuntivitis, El Mejunje, la bohemia que allí se respira… son algunos de los ingredientes que aderezan un lugar al que el visitante siempre añora volver.

El grupo musical Los Fakires, otra de las joyas de la ciudad, es homenajeado en el documental Los Fakires de la buena suerte, un material de 28 minutos que les rinde tributo por su trayectoria artística. A través de una emisión radial, el espectador agudiza sus sentidos en búsqueda de la agrupación, que gusta tanto a jóvenes como a adultos.

Los protagonistas son ancianos, con mente y alma de jóvenes, que se nos revelan en su más profunda riqueza y complejidad, gracias al talento de Raúl Marchena (dirección y edición), Milena Almira (guion) y Yunior Hurtado, Lucas Villegas y Zachary Fay (fotografía).

Sobre el proceso de creación y su posterior realización, comenta en exclusiva para El Caimán Barbudo Josselyn Alvarado, creadora y productora ejecutiva del documental. “Un día fui a una tienda de discos y descubrí un CD de Los Fakires. Vi que era uno de los más vendidos en América del Norte y lo compré. Casualmente un mes después vine a Cuba y pregunté por ellos, increíblemente nadie en La Habana los conocía, y sin embargo en el mundo su música gusta muchísimo”.

“Concebimos el documental como un retrato de Los Fakires. Nuestra intención es dar a conocer a estos músicos, que han viajado el mundo entero y siempre han regresado a su ciudad natal, Santa Clara. En el material, ellos afirman que retornan por su público, que siempre los ha seguido. Los filmamos en sus dos peñas: en El Mejunje —un espacio que reúne a la juventud de la ciudad— y en el parque Leoncio Vidal, donde convergen las personas mayores”.

Los Fakires—El proyecto está financiado por la National Geographic Society, quisiera que me comentaras cómo obtuvieron la beca.

—El proyecto lo concebimos desde el 2003. En Canadá, donde vivía en ese momento, es muy difícil obtener presupuesto de alguna televisora, porque ellos están muy enfocados en temas nacionales: allá el arte es subvencionado. En el 2008 fui a una feria de pitching en los Estados Unidos y los productores de la National Geographic me apoyaron. Esa beca está muy dirigida a proyectos latinoamericanos.

—En Cuba, ¿qué apoyo obtuviste?

—Sin la ayuda de El Mejunje, especialmente de Silverio, su director, no hubiese sido posible hacer este documental. En las visitas que hicimos en 2003 y 2005 ellos nos proporcionaron alojamiento, comida, la organización de las presentaciones donde íbamos a grabar, etcétera. Otra institución que nos apoyó fue la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de Villa Clara. Realmente la producción del documental nació aquí en Cuba, gracias a esas dos instituciones, que siempre han apoyado a Los Fakires. Fueron como “el pulmón” del proyecto.

—A pesar de que el grupo tiene muchos años de creado, este es el primer documental que se les dedica…

—Cuando investigábamos para realizar este material nos dimos cuenta de que se ha hablado poco sobre el grupo. Les han dedicado algunos materiales audiovisuales, pero no son documentales, sino reportajes. Una figura clave en la esta etapa fue Nilda Ibarra, una profesora del Instituto Pedagógico de Santa Clara. Gracias a ella pude darme cuenta de que no era una banda de la calle, sino una agrupación con una gran trayectoria, con músicos de academia. En una presentación especial que hicimos en Santa Clara, personalidades de la cultura y público en general, nos comentaron que veían el documental como un homenaje a los Los Fakires, a sus carreras y a sus vidas.

—El staff está compuesto casi exclusivamente por cubanos, ¿fue algo que te propusiste o surgió en el proceso creativo?

—Siempre intuí que filmar con extranjeros no funcionaba: cada vez que encendíamos la cámara, los músicos hablaban diferente. Por el contrario, cuando estaban entre cubanos todo salía más natural. En la última filmación, donde hicimos básicamente las entrevistas, contratamos técnicos de Santa Clara, gente con la que ellos se sintieran muy cómodos. Finalmente logramos tener una cantidad de material increíble, que por suerte una joven guionista cubana, Milena Almira, organizó de una manera muy original. Creo que puede funcionar con el público.

Los Fakires—¿Qué planes de distribución tienen para el material?

—En este momento lo están transmitiendo en la televisión de los Estados Unidos. Por lo que me han dicho los productores de la National Geographic, está teniendo muy buena acogida. A partir de diciembre es que tendré los derechos de exhibición y comenzaré a moverlo en distintos espacios, como festivales con temáticas cercanas al arte, donde puede funcionar muy bien.

—¿Lo exhibirán en Cuba?

—Por supuesto. De hecho, quisiera que el primer lugar para exhibirlo fuera el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (FINCL). Sería muy bueno que el documental se presentara en todo el país, Los Fakires se lo merecen.

Categoría: Entrevistas | Tags: | | | | | | | | | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados