Actualizado el 30 de septiembre de 2014

La música es el puente:

Entrevista con Flores Chaviano

Por: . 29|9|2014

Trova Lírica Cubana, el osado y elegante proyecto de mezclar dos amplios diapasones melódicos: la música de cámara y la trova.Hoy por primera vez creo que hago mía la frase de que la música es el camino universal entre los mundos. Definitivamente ahora lo creo. Aunque esta vez no solo ha sido la música el pretexto, lo ha sido también Cuba. Sí, este país que no pierde la costumbre de parir estrellas.

El siglo XXI y su parafernalia tecnológica finalmente juegan a mi favor, haciéndome parte activa entre los “nativos digitales”: he aquí el resultado de una entrevista desde Cuba hacia España. Pero en este ir venir por vericuetos online, los protagonistas sin duda de la hazaña son Trova Lírica Cubana.

Quizás por la lejanía geográfica y generacional, muchos cubanos no lo conozcan, sin embargo, hablar del maestro Flores Chaviano Jiménez siempre será un gusto, por ser uno de los creadores cubanos más prolíferos en la actualidad, ya sea en Cuba o en cualquier parte del mundo.

El maestro, —guitarrista y compositor— reside actualmente en Madrid, donde pone en alto nuestra cancionística frente a esta agrupación cien por ciento cubana, compuesta por Akemi Alfonso (soprano), Ana Valdés-Miranda (mezzo-soprano), Nadia Chaviano (viola).

Sin embargo, como su nombre lo indica, Trova Lírica Cubana es el osado y elegante proyecto de mezclar dos amplios diapasones melódicos: la música de cámara y la trova. Es sencillamente eso: un sueño de cuatro que ha mantenido, durante doce años de trabajo, la esencia de los compositores cubanos de renombre.

Desde el primer momento en que conocí de su existencia, supe que sería ideal inmortalizarlos aquí, y a pesar de la estrechez de palabras —porque sin dudas jamás lograrán abarcar lo que son estos cuatro intérpretes— me arriesgo en el intento de “devolverlos” a su tierra por la mayor razón que compartimos: la trova cubana.

El concepto que engloba Trova Lírica Cubana es a todas luces un fenómeno. Puede ser canción lírica siguiendo los cánones tradicionales de Lecuona, Caturla; o incluso música de cámara con matices trovadorescos. Pero, ¿cuál es su propia definición?

 Siempre digo que Trova Lírica Cubana fue un regalo que me hice a mí mismo y a mi familia. Para mi hija que vino con dos años a este país, era la vía perfecta para que se mantuviese en contacto con las raíces musicales, con su raíz cubana. Cuando finalicé mis estudios en la ENA, me enviaron al conservatorio Esteban Salas de Santiago (año 1969). La experiencia en esta ciudad fue estupenda y mis conocimientos in situ de la trova tradicional cubana fueron bien productivos. Desde mi punto de vista, es un homenaje permanente a un repertorio que considero de alta claridad y gran belleza, compuesta tanto por músicos académicos de una formación rigurosa: Hermanos Grenet,  Hermanos Lecuona, Prats, Roig, Jorge Anckermann, Adolfo Guzmán; como por trovadores populares sin conocimientos técnicos de la música, pero con una genialidad indiscutible, que nos dejaron sus canciones las cuales todavía hoy nos impresionan por su belleza y osadía. Sindo Garay , Manuel Corona, César Portillo de la Luz, José A. Méndez, Matamoros, Mª Teresa Vera y muchos más.

Por tanto, técnicamente, la agrupación es un vehículo para revivir un repertorio cubano, hoy un tanto olvidado, que considero como la espina dorsal de nuestra música lírica.

Entonces ¿pudiera verse en su repertorio un balance de géneros que vayan desde una Guarina de Sindo, hasta Tus besos de pasión, de Ernestina Lecuona?

 En nuestro repertorio, compuesto por cientos de canciones, tenemos prácticamente todos los géneros de la canción cubana. ¿De ópera? ¿De Zarzuela?, pues de todo un poco. En esa fusión radica su riqueza. Pienso que el logro importante es haber creado un grupo de cámara que ofrece conciertos en circuitos de otros géneros, siempre más próximos a lo clásico. Hemos encontrado un espacio para esta música que llena los teatros en cada actuación.

Trabajamos básicamente los autores cubanos. A los compositores  mencionados se añaden Eduardo Sánchez de Fuentes, Manuel Mauri,  Compay Segundo, etc.

¿Qué opinión le merece tanto el Movimiento de la Nueva Trova  así como otros grandes autores que adornan el pentagrama de Cuba?

Con respecto a los grandes autores, creo que hay mucho talento, siempre lo hubo. Mi generación tuvo la mejor formación de las últimas generaciones de compositores de Cuba y fue gracias a los maestros que tuvimos: E. Bellver, Roberto Valera, Alfredo Diez nieto, Sergio Fernández Barroso.

La agrupación es sin dudas un exponente a nivel internacional de lo mejor de la música cubana, ¿está Flores Chaviano –en condición de compositor y director- orgulloso de dicho mérito? ¿Cuál es, en su opinión, el principal valor de la tradición musical del país?

Como dije antes, y con mucha modestia, durante más de una década hemos desarrollado una amplia actividad de concierto por toda España y también en el extranjero, como los conciertos y actuaciones en Miami, New York, Florencia…

Para mí son muchos los componentes valiosos de la música y la cultura cubana en general, pero las dos columnas básicas son sin duda la herencia hispana y sobre todo la riqueza del legado afro. La unión de estas dos fuentes trae como resultado un patrimonio amplio para nuestras sonoridades. Cuba es la Isla de las melodías.

Hoy tanto los géneros doctos como los tradicionales están en desventaja frente las nuevas modalidades musicales. En muchos casos, las generaciones más recientes desconocen no solo los valores de la música puramente cubana, sino que no identifican a las figuras que han hecho nuestra historia musical. Esto sin dudas pudiera ser un atentado al acervo cultural cubano…

 Es una cuestión puramente de educación. Hay que cultivar a los jóvenes en el buen gusto, darle información y luchar intensamente contra lo chabacano y vulgar, pero sobre todo, educar en los valores tradicionales.

No pocos críticos alaban el trabajo de esta agrupación, resaltando la belleza que resulta al combinar voz, guitarra y canción, si de nuestras composiciones se habla. Trova Lírica lleva las mejores piezas de cubanía por los salones de la India, New York, Berlín, Milán, la sede de la ONU, Venezuela, Colombia, Bolivia. La lista es interminable, por un motivo sencillo: ¿Cuántos escenarios no puede tener la música cubana?

Categoría: Entrevistas | Tags: | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados