Actualizado el 27 de agosto de 2015

Vitrola alternativa:

Un espacio que revitaliza la radio cubana

Por: . 26|8|2015

Vitrola alternativa, de la holguinera emisora Radio Angulo, es una revista que promociona y defiende la música alternativa a través del empleo de una locución dinámica, la sugerente manipulación de los recursos sonoros, la utilización de textos cortos, el uso de ingeniosas autopromociones y...Vitrola alternativa, de la holguinera emisora Radio Angulo, es una revista que promociona y defiende la música alternativa a través del empleo de una locución dinámica, la sugerente manipulación de los recursos sonoros, la utilización de textos cortos, el uso de ingeniosas autopromociones y, en general, de la sagaz aplicación de los preceptos que vigorizan la radio contemporánea.

Proyecto ganador en la más reciente edición del Encuentro nacional de jóvenes radialistas Dial Centro, en Santa Clara. Con su director Danilo Guerrero Montero, detrás de todo el andamiaje y la estrategia que sostiene el espacio, conversé.

 

Vitrola alternativa comenzó como segmento de otro espacio. Háblame de esa primera etapa.

En la CMKO Radio Angulo, Holguín, existe hace varios años un programa semanal llamado La hora de los cabezones, que se encarga de dar promoción al talento artístico y a las actividades relacionadas con el quehacer de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), tanto de nuestra provincia como del resto del país. La conductora de este espacio, Yuricel Moreno, me había exhortado en muchas ocasiones a que colaborara con el programa, haciendo comentarios sobre temas relacionados con la música en general.

Sin embargo, este pedido no se llegó a concretar en ese preciso momento. Años después se acercaron a mí, con la misma solicitud, Jorge Ribail y Esneider Gutiérrez, el director de La hora… y el presidente de la filial de la AHS en Holguín, respectivamente, por aquel entonces. Finalmente el 2 de febrero de 2009 nace el segmento Vitrola alternativa, como respuesta a las solicitudes del colectivo del programa.

Desde esa fecha y hasta agosto de 2012, cada semana yo realizaba en dicho segmento breves comentarios sobre las formaciones musicales cubanas y foráneas que me parecían atractivas y que no gozaban de una promoción adecuada en nuestros medios. Hacía hincapié, sobre todo, en aquellas que podrían ser de interés para el grupo etario que comprende a los miembros de la AHS, por ser el destinatario principal de dicho programa radial.

Eran segmentos de cinco minutos aproximadamente, por lo que había que ser estrictamente preciso y no abundar en muchos detalles, para que la pieza musical del artista escogido pudiera salir completa al aire. Me gustaba mucho hacer ese segmento en La hora…, sobre todo por la interacción que fui logrando con los artistas del patio y de fuera de la provincia.

Este intercambio me posibilitó perfeccionar la propuesta del segmento e incluir a muchos más exponentes de la música alternativa. El poder de síntesis que obligaba el segmento Vitrola alternativa fue una maravillosa escuela, pues me hacía aprender, en cada emisión, qué era lo más importante a compartir con los oyentes y cómo lograr con pocas palabras la motivación por estos artistas etiquetados como “alternativos”.

 

Después el segmento se convirtió en un espacio con todas las de la ley. ¿Cuándo ocurrió esta transformación? ¿Qué características tiene la propuesta desde entonces?

Habían pasado casi tres años con más de cien segmentos Vitrola alternativa al aire, cuando se me ocurre la idea de convertir este espacio en un programa independiente. Yo había ganado en seguridad y experiencia sobre la promoción del patrimonio sonoro más alternativo, tanto nacional como internacional, y quise arriesgarme a hacer un proyecto más grande, con más música.

Quería que fuera parecido o estuviera sobre la cuerda del memorable Programa de Ramón, que se realizaba en los años ochenta en la emisora Radio Ciudad de La Habana, y cuyas emisiones viajaban hasta nuestra provincia grabadas en cassettes, ya que dicha señal no llegaba hasta Holguín.

El Programa de Ramón, al decir de Joaquín Borges Triana, contribuyó de forma sustancial a la promoción de diversos cantautores y grupos de rock, que ostentaban la fantástica condición de “artistas absolutamente underground” por aquellos años. Yo deseaba realizar algo similar, pero en el contexto y con las inquietudes del siglo XXI y sus propuestas sonoras.

Por eso me enamoré de la idea de que Vitrola alternativa perfectamente podría convertirse en un programa, como dices tú: “con todas las de la ley”.

También ocurría un momento interesante en Radio Angulo. Por esos días se insistía, en algunos eventos organizados por la dirección provincial de la radio en Holguín, que se debían generar nuevos proyectos para jóvenes y fortalecer aquellos espacios o segmentos ya existentes en la parrilla de programación, que albergaran otras tendencias para los distintos tipos de intereses que posee este grupo etario.

No vacilé y presenté en julio de 2012 el proyecto del programa. Convoqué para ello a César Hidalgo, responsable del grupo metodológico de la radio en Holguín, y junto a mi esposa y guionista Lizue Martínez, al sonidista Yuniel Cepena y a la locutora Tatiana González, se construyó con mucho amor el primer prototipo del programa de música alternativa que soñábamos todos los implicados.

Felizmente, la dirección de programación y el consejo artístico del medio escucharon el programa cero y aceptaron sin reparos el proyecto. Habíamos solicitado un espacio de 28 minutos y nos concedieron 43 de trasmisión, los sábados a partir de las cinco y cuarto de la tarde. Tal suerte aún me sorprende. No me imagino una arrancada más exitosa que ésta para el tipo de programa que deseábamos hacer.

Desde la primera emisión de Vitrola alternativa, sucedida el 8 de septiembre de 2012, nuestro colectivo ha perseguido multiplicar la promoción de la obra sonora cubana e internacional que lleve adjudicada la etiqueta de “alternativa”, y que se mueva por las áreas más novedosas y populares dentro del desarrollo musical existente a escala global.

Los temas musicales escogidos siempre se complementan en nuestros guiones con notas de corte artístico, científico o cultural, que buscan generar una zona de difusión apropiada de la contemporaneidad creativa para los jóvenes de formación artística y científica, principalmente. La conducción, realizada antes por Tatiana González y ahora por Dayana Agüero, logra comunicar un interés creíble en cuanto al contenido musical, artístico y científico abordado, usando los resortes del diálogo amigable y con tendencia a la jocosidad.

La realización de sonido es dinámica y sugerente como la juventud misma, e insiste en generar una visión de la contemporaneidad vigente: interconexión, redes sociales y respeto a la diversidad de criterios. Hemos acogido segmentos para la interacción con nuestros oyentes y hemos divulgado también aquellas actividades artísticas y científicas ocurridas en el territorio, que sean de posible interés para el grupo poblacional con el que dialogamos esencialmente.

Ahora estamos valorando la inclusión de un segmento del recuerdo dentro del programa, como respuesta a muchas solicitudes recibidas. Este segmento podría ayudar a comprender mucho mejor lo que ocurre hoy día en cuanto al discurso sonoro alternativo.

De aparecer otras sugerencias coherentes con nuestros propósitos, las aceptaríamos sin dudar porque queremos parecernos a quienes va dirigido Vitrola alternativa. Queremos compartir sus mismas inquietudes mientras nuestras edades nos lo permitan. ¿Por qué? Porque nos gusta movernos entre la sinergia y la entropía. Porque estamos conscientes que los jóvenes tienen un elevado espíritu crítico y son conocedores activos de su presente.

Estos jóvenes, por tanto, necesitan ser abordados desde sus propios códigos de lenguaje y desde un conocimiento acertado de sus inquietudes intelectuales. Entre estas inquietudes se incluye, por supuesto, la música. Sobre todo aquella novedosa que llega a ser diferente y trasciende.

 

¿Ha variado el colectivo del programa durante estos años? ¿Qué características deseas que tenga quien se incorpore al colectivo de Vitrola…?

De nuestro colectivo solo ha partido nuestra primera locutora, Tatiana González, y lo hizo en aras de profundizar su emergente carrera como cantante lírica del teatro Rodrigo Prats. A su salida, se incorporó a nuestro equipo Dayana Agüero, una joven talentosa del medio, con probada experiencia en los dramatizados infantiles y con muchas ganas de participar en nuestro empeño.

Un tiempo después se unen al colectivo el grabador Alejandro Mármol y la asesora Tamara Manso, quienes poseen la experiencia y la confianza necesaria para apoyar nuestra obra en constante evolución.

El equipo se cierra con ese grupo importante de colaboradores y promotores activos que tiene la Vitrola alternativa, que van desde el fonotecario Rubiel Corona hasta los redactores de los diversos fanzines de música alternativa cubana que existen a lo largo y ancho de nuestro país. Así que son muchos los miembros de nuestra tripulación “vitrolera y alternativa”.

¿Cuáles características deseo que tengan quienes se incorporen a nuestro colectivo? Primero: nos deben convencer de que disfrutan genuinamente de la música en su sentido más amplio. Y segundo: deben ser buenas personas.

No hacemos Vitrola… propiciando la competitividad ni buscando la fama como realizadores. Nuestro compromiso es promover la música alternativa y divertirnos haciendo lo que nos gusta, rodeados de esos buenos amigos que a veces son un tanto inconformes con lo común y cotidiano.

 

Concentrémonos en la música que propones a los oyentes. ¿Qué géneros, cantantes, instrumentistas y agrupaciones priorizas? ¿Por qué esos y no otros?

Primero que todo, priorizamos las producciones nacionales. Apenas nos llegan estas obras las incluimos, pues, como ya sabes, esta música existe más en vivo que respaldada en cualquiera de los soportes fonográficos existentes en Cuba.

Siempre valoramos primero la temática de la propuesta y luego la insertamos en un guión adecuado para su ámbito, lo que permite, a nuestro entender, que brille más y sea mejor considerada por quien la escuche.

Luego apostamos por los temas internacionales que gustan a los jóvenes de los cinco continentes y que no están siendo abordados desde los espacios musicales tanto de la radio como de la televisión cubana. Aquí hay mucho material del cual escoger, así que nos damos a la tarea de investigar los intereses comunes en diversas regiones del planeta, en cuanto a formaciones o tendencias sonoras. Hacia esos puntos de creación dirigimos nuestra mirada promocional y crítica.

Vitrola… también está centrada en monitorear específicamente el comportamiento de géneros activos de la música popular como la canción de autor, el hip hop, el jazz, el rock, el metal y la música electrónica.

Nuestro derrotero sonoro es mantener al día a quienes nos escuchan, de cuál es la música que consumen ahora mismo los jóvenes en el mundo y cómo se perfilan los posibles sonidos del futuro a partir de la música alternativa. En este sentido, priorizamos siempre lo más alternativo y aquellas obras de calidad menos favorecidas en nuestros medios.

No incluimos géneros como el reggaetón, la bachata, la salsa y la timba, entre otros, aunque muchos de sus exponentes son producidos desde el mundo disquero alternativo e independiente. Para nosotros, esos géneros son ampliamente promocionados tanto en nuestra radio y televisión como en los vehículos no oficiales de distribución musical, entre los que se incluye el nombrado como “Paquete semanal”. Por tanto, hace rato que estos géneros y artistas dejaron de ser “alternativos”, ¿verdad?”

 

A veces los espacios que se identifican como alternativos, tanto en la radio como en la televisión, intentan atraer oyentes con artistas populares o con piezas musicales de moda. ¿Qué opinas de esta tendencia? ¿Has hecho concesiones de este tipo?

Eso depende de la concepción que defienda cada equipo de realización. Si la lógica planteada por un espacio de “música alternativa” da cabida a artistas populares o a números de moda, pues no hay ningún problema con eso. Dependerá siempre de la temática, la calidad de la obra y de ser coherente con los objetivos del programa.

Nosotros promocionamos obras de una probada calidad, no hacemos “concesiones sonoras”. En Vitrola alternativa se han incluido temas de artistas populares como X Alfonso, Daft Punk, M.I.A. y Marilyn Manson, porque éstos se ajustan al sonido que busca nuestro espacio y porque realmente no se escuchan tanto en nuestros medios.

La Vitrola… ha apostado también por artistas underground que, al paso del tiempo, han llegado a ser muy populares, como Déjà Vu, No Te Va Gustar, Lorde o Imagine Dragons.

Pero lo que más promocionamos son las propuestas emergentes y alternativas de los cuatro puntos cardinales de nuestro planeta, donde se puede encontrar desde Death Grip hasta Danay Suárez, desde Grimes hasta La Bitácora, desde Justice hasta Kike Wolf, o desde Gillman hasta Dark Mill. Incluso nos hemos acercado a estilos nacientes como el moombahton, heredero del house y el reggaetón, a través de artistas realmente impresionantes como el estadounidense Robert DeLong.

Por tanto, Vitrola alternativa atrae a sus oyentes solo con esa buena música que poco se conoce. En lo personal, tampoco desecharía la oportunidad de promocionar las obras más “experimentales” o “alternativas” de aquellos artistas considerados como “populares”. Claro, siempre que estas obras existan y tengan calidad.

 

Regresemos a las propuestas musicales de Vitrola alternativa y hagamos énfasis en la música cubana. ¿Se pueden escuchar entidades artísticas tan controvertidas como Bárbaro “El Urbano” Vargas, Pedro Luis Ferrer, Krudas Cubensi, La Babosa Azul, Sed o Ray Fernández?

De los ejemplos que mencionas hemos radiado muy buenos temas de Krudas Cubensi y Sed. El resto de las formaciones y artistas que mencionas, como expliqué anteriormente, podrían tener cabida en nuestras producciones musicales.

Incluso otras agrupaciones o exponentes que no mencionas y que usualmente son etiquetadas como “controvertidas”, antes de ser evaluadas por lo interesante o particular de su repertorio sonoro. La decisión de incluir o no sus obras en la Vitrola… dependerán de cuáles sean los objetivos propuestos para cada emisión y de ser consecuentes con la política editorial del medio donde reside nuestro programa.

De ser otras las intenciones en cuanto al discurso de nuestro espacio musical, posiblemente “otro gallo cantaría”, al decir del viejo proverbio popular.

Creo que una fórmula coherente y de triunfo para la difusión de géneros alternativos tanto en la radio como en la televisión en Cuba nunca apostaría por tensar la cuerda de su política editorial hasta llegar a contradecirla. Su éxito dependerá, en buena medida, de saber aprovechar todo lo que quepa en dicha política, que en cuanto a música es bastante y que muy poco se explota, ya sea por facilismos u otros motivos.

 

¿Qué pretendes al transmitir piezas de música alternativa cubana? ¿Crees que más allá del disfrute estético este tipo de música puede hacernos mejores seres humanos?

Pretendemos, básicamente, que esta música alternativa se conozca y sea escuchada en nuestros medios de comunicación. Intentamos, a la vez, demostrar su validez ante los ojos escépticos y la necesidad de que coexista junto a los géneros y artistas más favorecidos por nuestra prensa, nuestra radio y nuestra televisión. Y apoyamos ese propósito, para nada utópico, de diversificar los contenidos de esos medios con propuestas realmente valiosas, como muchas de las incluidas en la música alternativa cubana.

¿Que si este tipo de música nos puede hacer mejores seres humanos? Por supuesto. El simple acto de disfrutar la música que escuchamos, nos hace hombres y mujeres más felices. Hay numerosos estudios científicos que afirman tal comportamiento.

Y si dicho acto es abiertamente inclusivo y aceptamos con respeto todos los géneros existentes hoy por hoy en nuestra isla, los más favorecidos y los más “alternativos”, pienso que la felicidad será superior. Lo creo porque a través de dicha escucha plural podríamos comprendernos mejor como nación.

 

Recientemente, Vitrola alternativa recibió el Primer Premio en el Encuentro de radialistas cubanos Dial Centro, que tuvo lugar en la ciudad de Santa Clara…

La Vitrola… ha apostado también por artistas underground que, al paso del tiempo, han llegado a ser muy populares...No lo esperábamos realmente. Cuando uno participa en estos eventos siempre se aspira a alcanzar un premio, pero nos sorprendió que el primer lauro recayera en un programa musical como Vitrola…, por encima de los siempre favorecidos informativos y dramatizados.

La noticia la acogimos con felicidad. Igual nos alegraron los lauros individuales alcanzados por nuestra locutora y el realizador de sonido. En estos premios por especialidades te confieso que nos sentíamos con más posibilidades, debido a la notable calidad del trabajo de estos realizadores.

Este premio es un estímulo verdadero y un reto colosal para nuestra Vitrola alternativa.

Digo estímulo porque nos convida a seguir realizando ese programa que soñamos cada día y que se parece al oyente que nos escucha. Y digo reto porque nos exhorta a sostener nuestra propuesta con calidad y a que sigamos moviéndonos entre la sinergia y la entropía que construyen al espíritu joven.

Categoría: Entrevistas | Tags: | | | | | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón y Darío Alejandro Escobar

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados