Actualizado el 4 de febrero de 2017

Pepedelvalle: (Habana Abierta)

No me gustan las líneas rectas ni en el arte

Por: . 30|1|2017

Pepedelvalle junto a Manolo Aguiar, presidente de la Fundación SGAE.No se puede encontrar uno con tremendo artista como Pepedelvalle y que el día siga trascurriendo de forma anodina. Hace unos veinte años me lo encontré junto a los demás componentes de Habana Abierta y la cosa terminó en un contrato con BMG, dos discos grabados y mucho disfrutado. Cuando nos hemos reencontrado hoy, tras los abrazos y los flashbacks, era inevitable charlar y gozar con esta persona especial, sensible, afable, y que es perfectamente reconocible en su música. Uno de los temas suyos que más me han llegado siempre se llama “Qué”. No es de extrañar pues que este monosílabo haya generado el torrente de palabras de la siguiente entrevista.

MANOLO: Pepe, ¿qué has estado haciendo todo este tiempo?

PEPE: Inventar musiquita como siempre, y desde hace unos años grabarme maquetas con mis cuatro cacharros; como hacemos la mayoría de los compositores que cantan sus propios temas y demás.

MANOLO: La primera pregunta que te he hecho empezaba por un “Qué”, como el título de un tema tuyo que me encanta. Cuéntame algo sobre canciones en las que estés trabajando.

PEPE: Sí, en estos días ando metido de lleno produciendo otra maqueta casera con canciones nuevas que vengo haciendo. Y para variar (risas), hay de todo tipo de ritmo y estilos… Será que no me gustan las líneas rectas ni en el arte.

MANOLO: ¿Qué encuentras diferente en España desde que llegaste?

PEPE: Que los españoles ya bailan genial cualquier tipo de ritmo latino, y que se paga mucho menos a los músicos en los conciertos; aunque se ponga todo en el escenario y se haga gozar igual al respetable.

MANOLO: Seguimos con el Qué a vueltas: ¿qué te sirve de inspiración?

Pepedelvalle en concierto.PEPE: Al interesarme por ritmos y estilos musicales diferentes, me suelen motivar los temas que puedan tocar las fibras, o simplemente los que hacen mover los pies o incluso, esos que hacen que olvidemos momentáneamente nuestras miserias, por su buen rollito… Vaya, creo que me fui de lo simple a lo profundo (risas).

MANOLO: ¿Qué músicas escuchas ahora?

PEPE: La de mis colegas y la propia, claro… No, supongo que la misma que oye cualquiera conduciendo mientras machaca la radio; o algún disco que me regalan o que me regalo cuando me suena algo medianamente fresco. Me puede llegar a gustar desde la música más bailona y callejera a una acústica de lirismo trovadoresco. Mientras sea pegadiza o tenga un estribillo o un clima potente, junto a un texto ingenioso o directo, me va mamey.

MANOLO: ¿Qué libro físico o digital tienes en la “mesita de noche”?

PEPE: Me estoy leyendo La isla de los amores infinitos de la cubana Daína Chaviano. Me cuadran las historias noveladas o en la onda de ciencia ficción; pero sobre todo leo poemas.

MANOLO: Si escribieras un libro ¿sobre qué te ilusionaría escribir?

Pepedelvalle en concierto.PEPE: En realidad intento terminar de escribir algo parecido a una novela, supongo… Y el tema que creo tocar en ella es lo que he vivido como emigrante y demás; aunque tenga bien poco de autobiográfico. En La Habana, en Guanabacoa para ser más preciso, antes de escribir canciones ya hacía poesías y las mandaba a los concursos literarios… Hasta llegué a ganar un par de premios con esta onda, pero tan pronto como perdí, dejé de concursar y me centré en hacer canciones y pintar.

MANOLO: El último “Qué”… Según tú, ¿qué tiene la música que sienta tan bien y nos mantiene tan jóvenes?

PEPE: Debe ser sus bits que nos contagian y nos conectan con nuestro yo más primitivo a la primera de cambio, y que no deja a nadie indiferente; cosa que no sucede tan a lo bestia con otras artes.

Categoría: Entrevistas | Tags: | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados