Actualizado el 13 de marzo de 2017

Antidemon:

Thrashear contra la adversidad del mundo

Por: . 6|3|2017

"Al igual que los metaleros, estamos inconformes con muchas cosas que suceden. Nuestros temas tienen mucha crítica social, donde mostramos esa inconformidad con respecto a la sociedad, al gobierno —dice Batista—, pero no solo queremos criticar, sino pasar una solución a través de la música".Antonio Batista, director y bajista de la banda de metal Antidemon, es también pastor de la Crash Church (Iglesia de impacto), en Sao Paulo, Brasil. Una conversación con él y los otros músicos del grupo, la baterista Juliana Batista y el guitarrista Marcelo Alvites, confirma la inmensidad del mundo metalero y las diversas concepciones que dan vida a su escena en cualquier sitio. Pero, además, el breve intercambio, ya cerca del mar de Manzanillo, en Cuba, se convierte en un viaje de retorno al país de Sepultura.1

Para quien conoce Sao Paulo, es fácil entender la fuerte presencia allí del metal, como si con cuerdas de acero se quisieran derribar las enormes edificaciones, los muros que encierran la rutina de la ciudad.

“Al igual que los metaleros, estamos inconformes con muchas cosas que suceden. Nuestros temas tienen mucha crítica social, donde mostramos esa inconformidad con respecto a la sociedad, al gobierno —dice Batista—, pero no solo queremos criticar, sino pasar una solución a través de la música”.

De acuerdo con sus integrantes, desde 1994, la filosofía de Antidemon ha sido utilizar el poder del metal para dejar un mensaje de optimismo. Si bien su estilo death metalero logra llevarse como un río la rabia y la frustración, el directo se concibe integralmente como un acto de “fuerza, convicción y verdad”.

Durante el evento de promotores “Rock de la loma”, en las plazas de Manzanillo y Bayamo donde la alineación se presentó, no hubo silencios. Cuando los instrumentos callaban, otra ráfaga se apoderaba del escenario. Con la misma exaltación de un tema, y en una suerte de condensada homilía, el vocalista clamaba por no abandonar la batalla de la vida.

Esta forma de interacción con el púbico también se basa en la experiencia de su iglesia.2 “Los muchachos que llegan allí no aceptan el mundo como está”, comenta Juliana. “Ellos ven en nosotros una oportunidad de esperanza, de tener una familia. Somos como una hermandad. El problema es que hay bandas de metal de las que solo parece poder interpretarse el mensaje de que las cosas hermosas de la vida no son posibles. Con nuestra música queremos decir que las cosas buenas están cerca, y solo hay que cambiar el modo de mirar; queremos decir que no existen reglas y tenemos la libertad de vivir nuestra propia experiencia”.

En un país donde el conservadurismo religioso regresa con fuerza, donde ha habido zonas cerradas por la droga y la violencia, el trabajo de los miembros de Antidemon con su “ministerio underground” y su música, como enseñan sus publicaciones en Internet, es asumida cual alternativa por muchos adolescentes y jóvenes. Esta es su elección dentro de los disímiles lenguajes y símbolos de transformación que tiene la música. Sao Paulo está llena de esos gestos musicales. No hay que esperar al viernes, cuando en la noche la urbe se torna durante todo el fin de semana una roda de samba, atravesada por múltiples estilos modernos; o cuando, desde una de las arterias principales, se divisa al ejército uniformado, mayormente de negro y botas, a las puertas de algún club. A cualquier hora un sonido te salva. Recuerdo aquella estación del metro en que unas viejas manos se deslizaban por el piano con toda la melodía del mundo, en un acto disonante e inmune a las carreras de velocidad de los transeúntes.

“La música siempre es una expresión de lo que tienes dentro”, resalta Batista. Es entonces cuando hablamos de Venom, una banda británica inspiradora del metal extremo y una de las precursoras de la estética del género. ¿Cómo dialoga  Antidemon con esos presupuestos?

“Venon tuvo un mensaje y una proyección agresivas. Fue su estilo. Nosotros podemos compartir escenario con cualquier grupo de metal, siempre defendiendo nuestras convicciones, dejando un mensaje de esperanza. Así como existen diferentes variantes y ramificaciones dentro del género, también hay ideologías que se expresan a través de esta música”, explica el director.

Con su propia imaginería y forma de crear metal extremo, Antidemon ha contribuido en más de veinte años de trayectoria a ensanchar esta escena. “En nuestros conciertos hemos visto nacer a cientos de metaleros, jóvenes de entre 13 y 14 años, pero también de 30 y 40 años que nunca habían escuchado metal y, al descubrirlo, se dan cuenta de que es eso lo que quieren oír”, continúa el bajista. “En Bolivia tocamos una vez para dos mil personas y no había un metalero. En ese lugar nunca se había escuchado metal y ellos se alborotaron, saltaron. Estábamos a 17 grados bajo cero, llenos de ropa y frio, y aún así la presentación fue una locura”.

“En nuestros conciertos hemos visto nacer a cientos de metaleros, jóvenes de entre 13 y 14 años, pero también de 30 y 40 años que nunca habían escuchado metal y, al descubrirlo, se dan cuenta de que es eso lo que quieren oír”, continúa el bajista.En un país donde el conservadurismo religioso regresa con fuerza, donde ha habido zonas cerradas por la droga y la violencia, el trabajo de los miembros de Antidemon con su “ministerio underground” y su música, como enseñan sus publicaciones en Internet, es asumida cual alternativa por muchos adolescentes y jóvenes.

Aun cuando cada uno de los integrantes del grupo realiza otras labores para sustentarse, la lectura crítica del Evangelio y el thrasheo junto a un público al que le regalan el sonido fértil del metal, muestran cómo hacen posible esa conexión entre realidad y filosofía. Un camino cuya construcción, según cuentan, ha tenido por base la creatividad y la persistencia: “Cuando no nos abrieron las puertas, nosotros mismos  las hicimos”.

 

NOTAS

1. Banda de Belo Horizonte, Brasil, que alcanzó credenciales internacionales. Aunque ya no con la alineación original, ofreció un concierto en La Habana en el 2008.

2. Ver http://www.crashchurch.com/

 

Categoría: Entrevistas | Tags: | | | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados