Actualizado el 4 de noviembre de 2010

En donde la Toma, le da

Por: . 9|9|2010

En donde la Toma, le daSiempre he escuchado que todo objetivo lleva un intento, claro está, después de un razonamiento lógico que lo conceptualice. El intento es el primer paso ejecutivo de cualquier empresa.

Con tal premisa, el Centro de Promoción Literaria Extramuros (CPLE) se propuso concebir un espacio que dignificara la narrativa, y a su vez motivara el debate y la reflexión. Se pensó en un conductor para el evento, alguien que tuviera prestigio, conocimiento, y también chispa para guiar la “nave” que iba a despegar. Rápidamente, el consenso sobre el “elegido”, Alberto Guerra Naranjo, fue general. No voy a mencionar sus lauros porque son más que conocidos; basta con mencionar Blasfemias del escriba y la brújula se orienta de inmediato.

A tal encomienda, y como promotor de ese Centro, asumí la tarea de comunicarme con el “Mesías”. Teléfono en mano salí a su captura. La buena suerte quiso que encontrara a este hombre y su típica estampa de jodedor cubano —y cubano de “a pie”—, con su inseparable pachanguita, en una celebración que se efectuaba en la Sala Villena de la UNEAC. Su respuesta no se hizo esperar: “No hay problema ‘bróder’, apunta mi correo”.

Y aquí comienza lo que ya dejó de ser mera propuesta para convertirse en hecho, Toma del Cuento, encuentro literario —Alberto detesta que la llamen peña o tertulia— que se efectúa el primer sábado de cada mes en el Centro Cultural Literario Habana (antigua librería Viet Nam), sito en San Rafael, entre Galiano y Águila.

En realidad, este espacio renace por segunda vez, como el mismo Alberto afirma: “Recomencé Toma del Cuento después de casi veinte años sin hacerse. Este era uno de los eventos que se realizaba cuando yo era presidente de la sección de narrativa en la AHS”. Debe su calificativo de “Toma” en clara alusión a la faena de “tomarle la temperatura al cuento en Cuba”, según apunta Alberto, y “permite conocer como anda el sabor del cuento cubano en los jóvenes y en los menos jóvenes. Ese es el objetivo del espacio: divulgar el cuento, promover el cuento, estimular la escritura del cuento; su lectura y multiplicación”. También, según palabras del propio conductor: “Si abordamos literatura, cultura, pues se acepta todo, desde la comida hasta el zapatazo que le mandaron a Bush, se puede analizar todo lo que se contemple en planos literarios”,.

La discusión de temas candentes de la literatura cubana y universal, sin olvidar la promoción —Alberto es una especie de capellán en el país, pues comanda un grupo de creación literaria por vía electrónica— de la nueva “prole” de la narrativa cubana actual, muchos de ellos premiados en diversos certámenes, son los platos fuertes del encuentro.

Desde el inicio de Toma del Cuento en octubre de 2009, son numerosas ya las temáticas abordadas. Es un tiempo corto de vida, pero muy fructífero.

LITERATURA POR ENCARGO

En donde la Toma, le daEn el reestreno del espacio, los primeros lectores serían Alberto Marrero, Fausto Arnaldo Pompa Abreu y el propio Alberto Guerra, porque “da la casualidad que los tres habíamos escrito un cuento sobre trenes referente a una convocatoria en España sobre el tema de los trenes”.

En este primer acercamiento existió una buena recepción de los asistentes hacia los cuentos leídos. “Los tres cuentos fueron buenos, sobre todo el de Fausto, que era el más joven, tiene 26 o 27 años, gustó mucho su cuento. El de Marrero también, el mío igual. La gente la pasó bien, disfrutó la oralidad, la lectura y fue el primer peldaño para repetir”, según afirma Alberto. “Luego Toma del Cuento ha ido tomando otra estrategia que es vincular un joven con uno más consagrado, esto se ha mantenido”.

HEMINGWAY Y SERPA: ¿AMISTADES PELIGROSAS?

Se abordó la relación sostenida entre estos dos escritores, que abordaron temas similares (La Habana en los años machadistas, los pescadores y la vida en el mar, entre otros), pero donde uno, el norteamericano, llegó a convertirse en clásico, y el otro, el cubano, es hoy un escritor olvidado.

Como invitados, el estudioso Enrique Cirules y el joven narrador Frank David Frías. En esa edición estuvieron presentes: un investigador norteamericano interesado en las dos figuras, el escritor Armando Cristóbal Pérez, y la directora del Museo Hemingway en Finca Vigía. Imeldo Álvarez, editor, enfatizaba sobre la vida difícil de Serpa, quien escribía bajo la presión familiar de un hijo enfermo y el chantaje de Fulgencio Batista, quien lo ayuda con la enfermedad del hijo para cobrarle el favor años después.

ALLEGRO PARA EL EROTISMO

En donde la Toma, le daUn tema tan viejo como la humanidad protagonizó diciembre. La flecha que disparó el arco del dios de la sensualidad y el amor, ese día en manos de “Robin Alberto Hood Guerra”, fue Erotismo en el cuento cubano actual. ¿Audacia literaria o acomodo?

Se escuchó a Miguel Terry Valdespino con el cuento Las lecciones del vampiro, primera mención del Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar 2009, que sorprendió a todos por el manejo de la temática. Sobre el origen, evolución y actualidad del erotismo disertaría Emmanuel Tornés, escritor y profesor, toda una autoridad en el tema. El invitado comentó: “El erotismo no es joven ni viejo, todo depende del tratamiento que se le dé”, aunque “el hecho de la reiteración en la literatura de un determinado asunto puede convertirse en retórica”.

Diferentes escritores, de viejas y nuevas vanguardias, asistieron como espectadores, lo que viene siendo otra de las características del espacio. Asistentes como Tomás Fernández Robaina y Julio Travieso hicieron ejercicio de la opinión.

LECTURA DE JÓVENES INÉDITOS: ¿EL CUENTO QUE VIENE?

En esa ocasión el mandato gravitó en comentar sobre los pros y los contras de la literatura actual, sobre tendencias y oportunidades de los nuevos narradores, su publicación y la promoción, en fin…

Entre los participantes: Fred Danilo Baltodano, nicaragüense-cubano; Paula Guillarón y Niovel Tamaño, integrantes todos del grupo que coordina Alberto Guerra, quien al referirse a la motivación de ese grupo afirma: “Nosotros de algún modo atacamos la zona de la frivolidad, la zona de las distancias. Tenemos la misión de escribir contra la frivolidad de las shoping y de lo mercantil” (aludiendo a la zona de encuentro del grupo, el municipio Playa).

EL ENVIADO Y EL BIEN O EL MAL

¿Dónde está el mal? ¿Dónde el bien? ¿Son indisolubles uno del otro? ¿Cuál es la verdad de las cosas? Todas esas interrogantes invadían el salón del CPLE esa tarde del sábado 6 de febrero. Convocados bajo el título El enviado. Nosotros, la escritura y una novela entre el bien y el mal, estaban invitados el reconocido Julio Travieso y la novel Yadira López Jaramillo.

El cuento de Yadira, “Los inadaptados”, que hablaba de personas que se comportan como caníbales, impresionó el auditorio. Julio Travieso habló de su novela El enviado y de El Maestro y Margarita, de Mijaíl Bulgákov, traducida por él, porque —confesaría— “en ambas hay un poder maléfico, que me llevó a saber qué cosa es el mal y qué cosa es el bien”.

Travieso interpeló a los presentes con esta interrogante: “¿Cuál es la posición del escritor ante el mal?”. A su entender, incluso una novela que enfrente tan controversial tema, no debe aburrir, pues “literatura que aburre, literatura que fracasa”.

MONTENEGRO SIN MUJER. HISTORIA DE RESISTENCIA

En donde la Toma, le daIntensas revelaciones sobre la vida y obra de este autor surgirían en la voz del invitado Imeldo Álvarez, Premio Nacional de Edición, invitado en esta ocasión. En la edición correspondiente al mes de abril, la Toma… quiso homenajear un escritor notable y lamentablemente poco favorecido en el panorama literario de la isla con el tema: Carlos Montenegro, Hombre sin mujer y otras historias que usted desconoce.

Imeldo rememora que “nunca tuve valor para preguntarle a Montenegro sobre su historia real como prisionero en El Príncipe y la relación con su novela Hombre sin mujer”; pero este “hombre-archivo que camina, coherente hasta lo imposible” cree que “todos sus cuentos y novelas son estrictamente basados en la realidad, aunque él les dio imaginación y vuelo poético”. Acerca del abordaje de la homosexualidad en ese libro, Imeldo asegura que Montenegro tiene la primicia dentro de ese tópico en Cuba.

También, recalcó que a pesar del hecho de haberse marchado para los EE. UU, “Montenegro fue un hombre de sentido patriótico”. El público asistente se mostró interesado en saber por qué es tan difícil encontrar textos publicados de este autor.

Al final, Yonnier Torres leería su cuento Canción de cuna, premio en la primera edición del concurso Tinta Fresca, de Bolivia. El novel narrador describe su historia como “un cuento no para dormir, sino para despertar”.

LETRAS “DE COLOR”

Escritores, escritura. Racialidad, tratamiento del color, con esa piedra al hombro el investigador y escritor Tomás Fernández Robaina y la narradora Yusimí Rodríguez invitaron al diálogo sincero sobre este tema tan escurridizo.
Leyó la joven un cuento de su autoría que aborda la emigración de la zona oriental del país a la capital y suscitó a la opinión y reflexión sobre otros puntos como la homosexualidad, la discriminación racial, la libertad de pensamiento…

El autor de Recuerdos secretos de dos mujeres públicas trató de definir las condiciones en que el fenómeno de la racialidad saltó a la literatura de la Isla, ya en el siglo XIX. El rechazo al arquetipo del negro criollo, folclorizado y banal, aparecido en narraciones antológicas como la Cecilia Valdés de Cirilo Villaverde, tuvo consenso general del público.

CIENFUEGOS ASALTA EL CUENTO

En donde la Toma, le daCitados por la convocatoria Escribas de 100 fuegos. La vida literaria en provincia, varios cienfuegueros invadieron el sábado 5 de junio el salón del Centro Cultural Habana. Dos exponentes de la literatura de la llamada Perla del Sur estaban como invitados: el narrador, dramaturgo y director del Teatro Terry, Miguel Cañellas; y un escritor multilaureado, Marcial Gala.

Los puntos de vista de los asistentes coincidían y divergían al intentar acorralar el fenómeno del “provincianismo”. Este asunto no es local, afirmaba la periodista Soledad Cruz, ese día de espectadora, sino de nivel mundial.

El reclamo vocinglero de invitados y asistentes comentaba que la lejanía hacía valer una especie de “fatalismo geográfico” a la hora de brindar posibilidades para concretar o no sus textos en una editorial.

EL CUENTO EN EL PAJAR DE LAS REVISTAS

“Nuestras revistas no son siempre efectivas para la promoción del cuento o el discernimiento por la crítica de autores y tendencias narrativas porque obedecen a la lógica y el proyecto de una institución, no a la lógica interna de los fenómenos literarios. La historia de la literatura es una historia de camarillas, en el sentido mejor de esa palabra, no en el de piñitas, sino de grupos reunidos por afinidades estéticas”, así dijo el escritor y periodista Rafael Grillo, invitado del mes de julio para referirse a El cuento en las revistas literarias.

Leopoldo Luis, desempeñando el rol del narrador convidado, leyó su Ensayo literario; en realidad, cuento de su libro Adiós, Habana, premiado en 2009 en el concurso de la ciudad de Holguín.

La charla con el público arrojó muchas ideas interesantes. Que si urge una mayor variedad de revistas literarias, y de propuestas o modos con los que estas acerquen el cuento a los lectores; que si debe recuperarse la funcionalidad de las revistas como promotoras del cuento, dado su efecto aglutinador, sus ventajas multiplicadoras como objeto social respecto al libro…

Imeldo Álvarez habló de otros tiempos: “En el año 1959 se discutía si se debían publicar libros de cuentos o no. Los teóricos de la época decían que el cuento debía salir en revistas, en publicaciones, y sólo después en un libro”. Este empedernido asistente a la sabatina Toma del Cuento confesó sentirse satisfecho con el espacio, porque “mueve ideas importantes”.

EPÍLOGO

En donde la Toma, le daToma del cuento ha ido abordando cuestiones medulares de nuestro entorno literario. La suma de los factores: motivación, intercambio, conclusión, sobre los distintos ejes temáticos que provoca la literatura, resulta la clave que explica el interés en ascenso hacia la cita mensual que convoca el escritor Alberto Guerra Naranjo.

Mucho le queda al espacio por recorrer, pero como viene a satisfacer un viejo anhelo de los narradores, deseosos de contar con sus oportunidades para el debate, ya se vislumbra como referencia. Y como quiere dar primero, en donde la Toma, le da…

CORTITAS…

Del espacio han surgido dos proyectos de antologías: una de relatos sobre mambises, apalabrada con la Casa Editora Abril; y otra de cuentos con los países que integran el ALBA, que sería compilada por Enmanuel Tornés… Integrantes argentinos del Taller Literario por e-mail conducido por Alberto Guerra, han manifestado su deseo de asistir a la Toma… y van a venir… Yadira López Jaramillo es la narradora más joven que ha leído hasta ahora, con sólo 20 años…

Algunos nativos de Holguín han declarado su intención de llegarse hasta el encuentro, a pesar de las advertencias de que ¡La Habana no aguanta más!… Después de terminar cada cita, las mesas del Café del Complejo Viñales se convierten en el segundo cuartel general del evento, y a cafetazo limpio sigue el debate… el experimentado Imeldo Álvarez es punto fijo en el encuentro, así que Alberto debe cuidarse no vaya ser que le den un “golpe de estado”… En octubre se cumplirá el primer “añito” del encuentro, y esperamos celebrarlo, con dulces, caramelos y, sobre todo, mucho cuento”.

Categoría: Literatura | Tags: | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados