Actualizado el 28 de marzo de 2014

José Carlos Sánchez-Lara

Por: . 26|3|2014

José Carlos Sánchez-Lara

 

 

 

 

 

ANIMALIAS

(Del volumen de poesía gráfica Poemas y Entopoemas)

 

 Gato

Al aire giran

zarpas clavan

demostración

de una adultez.

Como el hambre

el animal

depreda.

Las cintas

que flotan

y se rompen

vuelven a unir

sus puntas

sobre césped

blanco

 Tigre

(remake)

En vano (las) sentencias y dictámenes

de heterogéneas lenguas como el Rhin

trataron de podar su oscura práctica.

Cercado por el hambre prefirió

 

los ejemplares de Clarice Lispector

a la hamburguesa química y mortífera.

Entre (los) búfalos de traje caro

va cumpliendo cita con Bukowski

despojando  a la caterva abúlica

de un oro enciclopédico y virtual.

Escoria de esa escoria rígida

(la ciudad, que es hervor y trampa)

deambula los estrictos anaqueles

de bambú gramatical y axioma.

No es el tigre de B. ni el de los mitos

sino el de bibliotecas insulares.

Un carroñero, empobrecido y solo.

 Vaca 

                                                       para  Rito Ramón Aroche

 mejor que lapidaciones

morales

la leche atroz de la poesía

que amamanta muertos

ciega próceres

libera proscriptos

pone sal en cada escrófula

y es terror

verdad

y máquina

 

 Caballo

Los caballos desdeñosos

que la oscuridad envía

lumínicos, misteriosos,

reaparecen en el día.

Blandamente descastados

por el uso de los hombres

en hondos naipes, en dados,

destripamientos, orgías,

en las canteras vacías

de la libertad sin nombres.

 Lobo

¿Tal vez tendríamos que apretar un timbre, arrancar la palanca de los trenes, producir nuestro septiembre 11?

 

 Banco

Los bancos del país son cólicos nefríticos. Justificando monasterio salarial (huesos de tigre o reembolso) senadores distribuyen esas trampas. Zonas pro-omérticas, eriales, parking.

En el ojo de los  viernes, piezas de plomo emiten su rojez, se abultan. “CUIDADO CON EL BANCO: ENTUME”.

Cuando nos querían aventar (sus) perros en demarcaciones y el alguacil nos lavaba el páncreas con un palo, la ciudad se pobló de aristas. Bordes fríos y cortantes sin función.

 Cabeza

(544 -484 ad C.)

A veces digo tiempo

y tengo el tiempo

sin tener en cuenta

que no hay tiempo

de ponerse a recabar el tiempo

El tiempo que se tiene

es formulación realista

y desconoce el dilema abstracto

del tiempo que se va

 

 

Categoría: Poesía | Tags: | | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados