Actualizado el 29 de abril de 2016

Variaciones del Paraíso

Por: . 26|4|2016

El narrador y ensayista argentino Adolfo Colombres vuelve sobre todos los edenes (im)posibles en Imaginario del paraíso...

 Alí dice que las estrellas fugaces son piedras

que tiran los ángeles en el cielo para alejar a los

malos djinns cuando quieren escuchar a

 escondidas las conversaciones del Paraíso

 y enterarse de los secretos del futuro.

Lawrence Durrell, Mountolive.

 

¿Qué se necesita para creer en el paraíso? ¿Por qué se aspira tanto a él? Estas son dos preguntas que pueden tener tantas respuestas como personas existen y edenes u olimpos puedan quererse. Por lo pronto, convendría arriesgarse a responder la primera que precisa repetirse: ¿Qué se necesita para creer en el paraíso? Estar vivo sobre todas las cosas, lo cual es más que sobrevivir. Aunque la mayoría de la gente hace esto último, diría Oscar Wilde. ¿Por qué se aspira tanto a él? Por descontento de la existencia que se lleva y hasta lo contrario: hay quienes necesitan prolongar las vivencias cómodas —y para nada desdeñables— de lo terrenal. No por gusto piden a gritos el sacrificio desmedido de otros como Aladino, el Viejo de la Montaña, sucesor de Hasán, del cual escribió Marco Polo en sus célebres Viajes.

El narrador y ensayista argentino Adolfo Colombres vuelve sobre todos los edenes (im)posibles en Imaginario del paraíso, libro abarcador pero abreviado porque para desarrollar este tema en toda su extensión y complejidad precisaría de elaborar un ejemplar voluminoso o de varios tomos. Y ello lo sabe Colombres. Sin embargo, se arriesga como intelectual al concebir con amenidad y sin academicismos esta obra que la Editorial Arte y Literatura propone para los lectores cubanos.

Uno pudiera preguntarse también: ¿Por qué imaginario cuando muchos se empeñan en utilizar términos más limitados como imaginería o más amplios como imaginación? Colombres en una entrevista se refiere al concepto: “imaginario es todo lo que alberga la mente humana y que se pone diariamente en escena. Algo que arranca de los mitos y alcanza en sus vasos capilares las pequeñas costumbres que repetimos sin cesar”. De ahí el recorrido de este libro por las principales y diversas culturas de la humanidad. Desde las orientales, donde se destaca la epopeya de Gilgamesh, el héroe que no quería morir, pasando por Europa, África, América e incluso las islas que tantos escritores y pintores han asimilado y enriquecido como Herman Melville y Paul Gauguin respectivamente. Imaginario del paraíso puede considerarse un libro de consulta, eso sí, para enseguida buscar otros textos y profundizar más.

A destacar, por contener mucha polémica y profundidad, toda la introducción, donde Adolfo Colombres correlaciona todo su saber en favor de aglutinar, además, cuestiones de la sexualidad, lo escatológico, lo corporal, lo onírico y por supuesto la muerte. Se le puede echar en cara a Colombres que privilegia algunos paraísos sobre otros. Su sustrato ideológico, no pasional, ofusca en ocasiones al expositor neutral que se espera. Pero, recuérdese que la subjetividad nunca es neutra. Y estamos en presencia de un ensayo, género anímico y partidario, directa o indirectamente, por excelencia.

Por otra parte, alegra mucho, como es de esperarse en un autor de calibre como él, que considere la utopía como lo que en realidad es: no el lugar imposible como muchos creen, sino lo que no ha tenido lugar pero puede ser. Aunque recuerdo que cualquier utopía, por lejana o próxima que nos parezca, parte de tener los pies bien firmes sobre la tierra, sin que ello implique dejar de soñar y realizar empresas personales y colectivas. Más que una opción es un derecho como lo será siempre el de imaginar cuantos paraísos sean posibles, partiendo de la Historia total y de las posibles asociaciones culturales del orbe. Ahora, se puede hacer más, mucho más para transformar el paisaje contemporáneo, el contexto terrenal, al fin y al cabo, nuestra primera noción de cuanto puede ser el edén. En el fondo, otro de los valores añadidos de Imaginario del Paraíso, de Adolfo Colombres.

Categoría: Reseña de libros | Tags: | | | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados