Actualizado el 4 de diciembre de 2017

Diez razones para leer Nade

Por: . 30|11|2017

Conscientes del argumento les propongo diez razones objetivas para otorgarle una oportunidad a Nade.“Un árido mundo regido por los cinco dioses-bestias, híbridos de humano y animal con misteriosos poderes. Pero también, cada vez más, por los despóticos Daonais y sus fieles servidores, los Ingenieros, gracias a su creciente familiaridad con la tecnología.”

Así comienza la sinopsis de contraportada de la novela Nade, Premio David 2015, escrita por Malena Salazar Maciá (La Habana, 1988). La joven autora propone un texto postapocalíptico con una protagonista sin aparente identidad; el dios-bestia Inpu decide nombrarla Nade luego de rescatarla de un terrible accidente en el Complejo Este. Por su parte el ingeniero Beelz sale tras los pasos de Nade para traerla de vuelta al criotubo dónde ha estado encerrada por dieciséis años. La joven mujer esconde, tras su aparente sencillez, poderes sobrehumanos que equiparan al de los cinco dioses-bestias. Una novela que se fortalece en el lenguaje coloquial y que a su vez nos muestra la valía de su autora.

Conscientes del argumento les propongo diez razones objetivas para otorgarle una oportunidad a Nade.

Uno: La historia de Nade es un descubrimiento constante donde lo que importa es la travesía, no la finalidad.

Dos: Curiosamente no hay un galán para la protagonista. El romanticismo barato y a veces forzado queda descartado en esta obra.

Tres: Inpu sería el dios-bestia que sin duda alguna cualquier humano quisiera tener de protector, sobre todo, por su singular forma de ejercer dominio.

Cuatro: El personaje antagónico principal no sigue los patrones convencionales del clásico villano, y no hay que alarmarse si de repente te descubres degustando por el ingeniero Beelz en una relación amor-odio.

Cinco: Que se desarrolle en un mundo postapocalíptico no significa que pretenda educarnos con ciertos conceptos morales como muchas novelas de este género.

Seis: Los personajes están tan bien perfilados que podemos encarnarnos en ellos y, sin embargo, en absoluto son predecibles.

Siete: La acción es el detonante desde el primer capítulo, de modo que la narración es tan vertiginosa como para devorar la historia de una sentada.

Ocho: Al ser una novela medianamente corta, las descripciones son concretas por tanto la autora ha sabido colocar el ladrillo exacto, para el progreso ascendente de la historia.

Nueve: ¿Eres más de cine que de libros? No importa, está es tu novela; sus páginas funcionan como cintas de videos que se visualizan sin esfuerzo.

Diez: Aunque para mí la novela pierde en la trama, es una experiencia consecutiva de hechos, escenas y personajes que permanecen con cariño y familiaridad.

Categoría: Reseña de libros | Tags: | | |

Director: Fidel Díaz Castro

Diseño web: Héctor Otero

Relaciones públicas: Racso Morejón

Redacción digital: Editor: Racso Morejón y Darío Alejandro Escobar

webmaster: Racso Morejón

Desarrollador web: Escael Marrero

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados