Actualizado el 27 de febrero de 2012

Panel Havanization en Miami

Por: . 25|2|2012

Havanization en MiamiMás de cincuenta personas nos reunimos el pasado jueves 16 de febrero en la Universidad de Miami, para aprovechar la primera oportunidad que tuvo la comunidad miamense —seguidora de la Música Alternativa Cubana—, de conversar con varios de sus protagonistas: Raúl Paz, Descemer Bueno, y también Mr. Haka (rapero cubano residente en Miami). En este encuentro, auspiciado por el Departamento de Lenguas Modernas y Literaturas del Miami Obsevatory, los músicos nos contaron sobre sus experiencias profesionales y sobre cómo sus carreras artísticas, aunque desarrolladas de modos distintos y en diferentes países del mundo, los han traído a un momento de feliz convergencia. Llegaron a Miami como parte del proyecto Havanization, que también incluye a David Torrens, a Kelvis Ochoa, y a Diana Fuentes, como invitada especial; y que culminó sus jornadas en la ciudad con un gran concierto en el Teatro Manuel Artime.

El panel comenzó con la presentación de Eva Silot, estudiante de Doctorado en Lengua y Literatura Hispanoamericana, y del Dr. Alfredo Triff, profesor de dicha Universidad, los que hicieron un recorrido por la trayectoria musical de cada uno de los invitados y la actualidad del movimiento artístico alternativo realizado por cubanos en cualquier parte del mundo, dejando así listo el terreno para que los invitados pudieran hablar sobre sus vivencias individuales.

Raúl Paz inició la conversación contándonos sobre cómo había surgido la idea de Havanization y enfatizando, sobre todo, en el hecho de que la música siempre era la mejor justificación para reunir a un grupo de amigos con historias de vida y música similares. Cada uno de ellos salió de Cuba en los primeros años de la década del 90: Raúl a Francia; David a México; Kelvis a España y Descemer a los Estados Unidos. Con mucho esfuerzo lograron reafirmarse como cantautores en cada uno de estos países y poco a poco su música también se iba conociendo en Cuba. A principios del siglo XXI decidieron regresar a La Habana para promocionar sus discos y ahora gozan de gran popularidad, sobre todo entre los más jóvenes, aunque en sus canciones convergen intereses intergeneracionales e internacionales. Para su alegría, cada noche se presentan en muchos de los más prestigiosos escenarios cubanos.

Al principio se unían casualmente, estando siempre como público los unos de los otros; se invitaban a compartir los escenarios sólo para divertirse y ofrecer mejores espectáculos. Hasta que la casualidad se convirtió en destino y decidieron crear Havanization y unir sus voces, sus canciones y su propósito de divertir a la gente en un mismo proyecto. Según Raúl Paz, cuando están en el escenario sus temas han ido convergiendo, al punto de no saber dónde termina el de uno y comienza el del otro. “Somos como hermanos, unidos solo por la música y el amor a nuestra Isla”, afirma.

Por supuesto que no faltó quien quisiera encasillarlos en afiliaciones políticas, tratando de buscar razones para provocar división y desagravio en un proyecto que defiende la unidad entre los cubanos, con independencia de sus inclinaciones políticas. Pero inteligentemente y sin dejarse provocar por preguntas dirigidas a politizar el debate—, los músicos de la Isla reconocieron que, si bien son conscientes del peso de la política en el tema cubano, precisamente se proponen buscar un espacio de encuentro a través de la música, más allá de lo que nos separa. Por ello, han decidido cantarle al amor y a la vida, a la alegría y a la búsqueda de la felicidad consustancial a todo ser humano.

El diálogo fue largo y provechoso para todas las partes. No solo se discutió sobre el ámbito musical en Cuba sino también internacional. Público y artistas manifestaron su preocupación sobre como los medios de comunicación promueven cada vez un arte más mediocre y facilista, lo cual hace difícil que aquel que apuesta por la búsqueda de mayor autenticidad y experimentación se abra camino entre el gusto popular. Afortunadamente se sienten apoyados por un público que, aunque minoría aún, les es fiel en cada una de sus presentaciones y los inspiran a seguir adelante.

El Proyecto Havanization, que ya se ha presentado en Toulouse, Francia; en La Habana y en Miami, sigue ahora su recorrido hasta New York, donde se presentara el próximo día 2 de marzo.

El encuentro en la Universidad culmino con abrazos, autógrafos y la alegría de buscar espacios de encuentro entre cubanos, más allá de las diferencias.

Categoría: Música | Tags: | | | | | | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados