Actualizado el 8 de julio de 2011

(Producción independiente)

Born to kill, de Dead Point

Por: . 6|8|2010

Born to kill, de Dead PointEn la pujante escena metalera cubana, una de las tendencias que tiene numerosos partidarios entre público y músicos es el hardcore. Bandas como Chlover, Médula y Switch, de gran popularidad en nuestro contexto, han impuesto un tipo de propuesta que ya es también facturada por agrupaciones de reciente formación.

Dead Point, grupo surgido en Ciudad Habana, es uno de los de mayor pegada dentro de la nueva hornada del hardcore en Cuba. Su primer material fonográfico lleva por título Born to kill, y resulta un trabajo en el que el signo predominante es la frescura con que la banda asume su quehacer musical.

A tono con los objetivos perseguidos por Dead Point, en lo concerniente al hombre frontal del proyecto, aquí nos encontramos ante una potente voz, que afortunadamente consigue una variedad de texturas y colores al vocalizar, nada común entre nuestros cantantes metaleros. Dairon Abreu es un vocalista que deja claro su dominio de los estilos que se mueven entre el hardcore, el metalcore y el death metal, apoyado en su facilidad para interpretar en diferentes registros.

Como fonograma, el primero editado por este quinteto capitalino me parece demasiado lineal. Creo que la causa de ello obedece al abuso de la utilización de pasajes en los que las marchas señorean todo el tiempo.

Un aspecto meritorio de la propuesta es la calidad de sonido registrada en la grabación, la cual vuelve a corroborar la eficiencia de los pequeños estudios independientes, siempre y cuando el grabador y los músicos se pongan de acuerdo en la sonoridad que quieren sacar a la calle. Aquí cada instrumento se ha situado en el plano justo al realizarse la mezcla final y ello es de felicitar porque no son pocos los discos que en Cuba, incluso llevados a cabo en estudios profesionales con todas las posibilidades técnicas, dejan mucho que desear por causa de una mala grabación.

Si bien Born to kill no llega a reflejar con exactitud el ímpetu y la fuerza que Dead Point transmiten en sus actuaciones en vivo, como ópera prima no está mal y me lleva a pensar que en la próxima ocasión en que el quinteto entre de nuevo a un estudio, nos entregarán un producto mucho más cercano a las reales potencialidades de la banda. Al menos, eso quisiera yo.

Categoría: Discos | Tags: | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados