Actualizado el 24 de julio de 2011

Intactus

Mike Porcel-MusicMP Inc.

Por: . 23|2|2011

“Hoy redescubrí mi estampa/ no ando del todo mal/ después de tanto azote y diezmo aún puedo sonreír/ y el odio no me tienta/ ni la venganza asoma sus turbios derroteros/ entrando en los cincuenta mi físico mejora/ y mi mente es más abierta a los vientos que soplan/ pero empiezo a encanecer y ya no hay forma de evitar/ que le ceda el primer paso a la vejez”.

Los versos anteriores son parte de la canción titulada “Autorretrato”, pieza con la que abre el álbum denominado Intactus, publicado en 2008 por Mike Porcel en la condición de compositor, intérprete y productor de todo el material. Resulta punto menos que asombroso el hecho de que esta sea la primera grabación íntegra a nombre del destacadísimo trovador, si descontamos el disco Mis momentos felices, editado hace aproximadamente veinte años por la vocalista Elsa Baeza y que recogía temas de la autoría de Porcel.

Los conocedores de la canción trovadoresca hecha por cubanos en las últimas cuatro décadas, saben que el nombre de Mike Porcel es de obligatoria mención a la hora de aludir a creadores que han aportado piezas fundamentales al cancionero nacional. Por eso, cabe afirmarse que es de gran regocijo para nuestra cultura el hecho de que por fin apareciera un fonograma como Intactus, en el que el compositor del muy recordado “Diálogo con un ave” nos entrega un puñado de composiciones suyas, unas viejas y otras nuevas, donde se aprecia de conjunto el aliento filosófico, de impronta Zen, que desde los años 70 ha marcado su quehacer como cantautor.

A través de los catorce temas incluidos en el álbum vuelve a corroborarse la maestría de Porcel, tanto para escribir textos de singular belleza poética como para construir ricas líneas melódicas; las que demuestran su amplio diapasón y hacen evocar vivificantes influencias que van de un Joan Manuel Serrat a la música renacentista y del lejano oriente, sin obviar la tradición de la cancionística cubana.

En el caso de las viejas composiciones de Mike retomadas por él para figurar en Intactus, las mismas son presentadas con orquestaciones diferentes a las que habíamos escuchado con anterioridad. Así sucede con “Esa mujer (que llega)”, “Canción para esperar el alba”, “Diario” o la clásica y muy versionada “¡Ay del amor!”. Al margen de su vigencia en nuestra música, por ser de la clase de obras que nunca pasan de moda, pues no son concebidas con la finalidad de aparecer en las cambiantes listas de éxito, estos temas cobran un segundo aire con sus actuales arreglos y dan la impresión de haber sido compuestas en los días que corren.

Por su parte, si bien en el resto del material aparecen algunas canciones que se habían conocido de los 80 hacia acá por figurar en una que otra maqueta o en las voces de distintos intérpretes, el mismo puede ser clasificado como nuevo o de reciente data. En dicha categoría entrarían cortes como el ya aludido “Autorretrato”, “Amigos”, “Hijos”, “Un día (que quedará en mi diario)”, “Retorno y fuga”, “Que no existías”, “Este amor” e “Intacto”.

Tanto las canciones antiguas como las nuevas se destacan por el nivel de las orquestaciones con las que son arropadas.

Y es que Mike Porcel siempre ha sido un notable arreglista, con trabajos de producción memorables, como el que hiciese con el disco de Amaury Pérez dedicado a la musicalización de textos de José Martí. Mike hubiese podido ser él solo el productor de su disco; pero tuvo el tino de llamar a Ricardo Eddy Martínez (Edito), para que desde la enorme experiencia que posee en estos asuntos, aportase lo suyo como coproductor de la grabación. ¿El resultado? ¡Un trabajo sencillamente impecable y de alto vuelo artístico!

Así pues, al arribar al último de los catorce temas del fonograma, el titulado “Intacto”, me quedo con ganas de seguir escuchando canciones de Mike, como pudieran ser “Don Carlos”, “Alejandra”, “No sé qué voy a hacer con tu recuerdo mujer”, “Miriam”, “Diálogo con un ave”, “En busca de una nueva flor”, “Campesina”… Que me llevan a desear que no tarde mucho en aparecer un segundo trabajo discográfico de Porcel, donde salgan tales piezas y otras de su autoría. A fin de cuentas, él, la cultura cubana, y quienes como yo somos admiradores de su genuino quehacer musical, ¡nos lo merecemos!

Categoría: Discos | Tags: | |

El Caimán Barbudo © Todos los derechos reservados